06/02/2010

COMUNIDAD VALENCIANA: EL FIN DEL BONO RESIDENCIA

Según leemos en El PAÍS de 27 de Enero, la Generalitat Valenciana arrincona el modelo de bono-residencia a favor del concierto.  El artículo, con una marcada carga crítica hacia la política de la Generalitat, describe el sistema creado por el primer gobierno Zaplana como la “cesión de servicios públicos a la iniciativa privada”.

Vale la pena leer el artículo para, acto seguido reflexionar sobre un tema ¿no es la prestación económica vinculada que establece la Ley de Dependencia una forma de bono-residencia?.  ¿NO e parece mucho ese bono al “programa de apoyo al acogimiento residencial catalán”?

Además, ¿qué tiene de malo dar la capacidad de elegir a los ciudadanos?

Imaginemos una persona dependiente que tiene que optar: puede ir a una residencia concertada haciendo un copago de tres cientos Euros o tomar una ayuda de, por ejemplo, ochocientos que tendrá que suplementar con su dinero para contratar su estancia en una residencia privada de su elección por la que quizá deberá pagar una cantidad adicional a la ayuda de mil euros al mes.  ¿Por qué alguien querría pagar mil pudiendo pagar trescientos?  Quizás porque puede permitírselo y quiere ir a una residencia que presta más servicios hoteleros o que, sencillamente le gusta más. ¿Dónde está el problema?