11/10/2015

Concretan el requisito de titulación universitaria para directores de residencias de mayores y una vía excepcional para gerocultores de más de 55 años

El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, presidió un Pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y Dependencia en el que se establece un nuevo calendario para que las gerocultoras consigan poder demostrar su cualificación profesional.
 
Estos son algunos de los aspectos tratados

Atención a la dependencia


Consejo Territorial DependenciaEn materia de atención a la dependencia, el Pleno del Consejo Territorial también adoptó acuerdos. En primer lugar, avanzó en la acreditación de la cualificación de categorías profesionales del Sistema de Dependencia. Este sistema permitirá profesionalizar y garantizar la calidad del empleo en el sector, y se enmarca en la tendencia a derivar la atención a la dependencia a servicios profesionales, en virtud de la reforma acometida por el Gobierno. En la actualidad, más del 62% de las prestaciones reconocidas son ya para estos servicio


Titulaciones, cualificaciones y perfiles.

Se establecen los requisitos respecto titulación

Titulación superior para directores de centros;
 
Para gereocultoras que trabajen en residencias: cualificación profesional de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales para cuidadores y gerocultores que presten sus servicios en centros o instituciones sociales;
 
Para personas que cuidan a personas dependiente en sus domicilios: cualificación profesional de atención sociosanitaria a personas en el domicilio para quienes realicen las funciones de asistencia personal a personas en situación de dependencia, así como para auxiliares de ayuda en domicilio.  
 

Calificación de las gerocultoras

 
Para las categorías profesionales que no se correspondan con titulaciones universitarias (básicamente las gerocultoras), el Acuerdo indica que se fijarán los perfiles profesionales más acordes con las funciones que deban realizar y que estén basados en la cualificación, acreditada a través de los correspondientes títulos de formación profesional, certificados de profesionalidad o vías equivalentes.
 

Habilitación especial para gerocultoras de más de 55 años


El Acuerdo contempla una habilitación excepcional para los mayores de 55 años (a 31 de diciembre de 2015), en las categorías profesionales de Cuidador/Gerocultor, de Auxiliares de Ayuda a Domicilio y Asistente Personal que cuenten con una experiencia de al menos tres años, con un mínimo de 2.000 horas trabajadas en esa categoría profesional en los últimos 10 años.

Calidad de los servicios. Los requisitos y estándares sobre recursos humanos irán dirigidos a garantizar la adecuada prestación del servicio, tanto en número de profesionales, como en su formación y actualización para el desempeño del puesto de trabajo.
 

El nuevo plazo máximo pasa de finales de 2015 a finales de 2017


Calendario. Los requisitos relativos a las cualificaciones profesionales serán exigibles a 31 de diciembre de 2017, y en todo caso, cuando finalicen los procesos de acreditación de la experiencia laboral que se hayan iniciado antes de esa fecha.

Estabilidad del sector. Hasta que finalice dicho plazo, la falta de acreditación no tendrá efectos sobre los trabajadores que estén participando en estos procesos o en un programa formativo que le habilite, ni sobre las empresas o entidades prestadoras de la atención, ni afectará a las Administraciones Públicas.
 
Ver opinión de Josep de Martí sobre el nuevo calendario
 

Dicisiones sobre Servicios Sociales

En la reunión del Pleno del Consejo, el Ministerio y las comunidades autónomas abordaron también las propuestas de entidades sociales para culminar el documento base de la atención sociosanitaria, sobre el que se han recibido propuestas de las entidades consultadas. Una vez se incorporen estas consultas, se volverá a presentar a las comunidades autónomas este documento, con el objetivo de constituir un marco básico de actuación para ofrecer una atención integrada a quienes requieran asistencia social y sanitaria.
 
El documento es el resultado del trabajo de cinco grupos, uno por cada eje de la Estrategia Sociosanitaria: el perfil de las personas usuarias; el catálogo de servicios; los instrumentos de gestión; los requisitos de acreditación de centros, unidades y servicios; y los sistemas de información (base de datos común).
 
Se trata de un documento estratégico, dado que ocho millones de españoles son ya mayores de 65 años. Una cifra que va en aumento y que tiene una relación directa con la mayor incidencia de la cronicidad y la necesidad de cuidados de larga duración.
 
Por otra parte, se presentaron en esta reunión dos informes de seguimiento. El primero sobre la Estrategia Nacional para la Inclusión de la Población Gitana en España 2012-2020, que prevé la realización de un estudio sobre las condiciones de vida de la población gitana y la celebración en Mérida, el próximo mes de noviembre, de un seminario sobre la financiación de las actuaciones en favor de este grupo.
 
El segundo es del Plan Nacional de Inclusión Social 2013-2016, una evaluación de las 240 actuaciones que contempla esta estrategia y que se colgará en la página web del Ministerio una vez sea revisada por las comunidades.
 
Otro de los puntos tratados fue el proyecto 'Revisión de los sistemas de ingresos mínimos en España desde la perspectiva de su efectividad 2015-2017', que tendrá un coste de 251.000 euros y estará financiado en un 80% por la Comisión Europea.
 
El objetivo es revisar los sistemas de garantías de ingresos mínimos para conocer el nivel de prestaciones que ofrecen todas las administraciones, las diferencias existentes, determinar su efectividad y mejorar el nivel de cobertura con una propuesta viable.
 
Para concluir la reunión, los asistentes abordaron, en el turno de ruegos y preguntas, la situación de los afectados por la talidomida en España. En este sentido, el ministerio solicitó a las comunidades autónomas su colaboración para apoyarlas, sobre todo en la valoración de la discapacidad para que tengan acceso a las prestaciones derivadas. El Imserso ya ha incorporado en la codificación para esta valoración el código específico "síndrome malformativo debido a talidomida" y, además, ha posibilitado a los afectados el acceso a la edad de jubilación en edad reducida.