05/04/2009

CONDENADA POR APROPIACIÓN UNA DIRECTORA DE RESIDENCIA

CONDENADA UNA DIRECTORA DE RESIDENCIA POR APROPIACIÓN

 

Aunque resulta algo totalmente anecdótico, llama la atención que la propietaria de una residencia sea condenada por apropiarse dinero de una residente con la que, tras el ingreso abrió una cuenta en la que aparecían como cotitulares. Segun leemos en la Vanguardia

Un mes después de su ingreso, la residente abrió una cuenta corriente a su nombre y el de la imputada y autorizó a la procesada a disponer de su saldo.

Sin autorización de la residente, la directora del centro geriátrico ordenó distintas operaciones con las que logró extraer un total de 21.467 euros de la cuenta de la residente para ingresarlos en las cartillas de su madre y de su hija.

En el juicio, la acusada alegó que el dinero extraído correspondía a una deuda que tenía contraída con ella la residente por los servicios que recibía del geriátrico y añadió que había asumido personalmente parte de los gastos corrientes de la víctima porque la consideraba de la familia.

El juzgado, no obstante, considera que, por "mucho altruismo que alegue" la directora de la residencia, "no resulta de recibo que la actuación de la acusada resulte faltada totalmente de profesionalidad y se ampare en el descontrol absoluto para justificar el ingreso en patrimonio propio de cantidades ingentes que pertenecían a la señora M.".

Según la noticia, a hoy condenada ya lo había sido hace quince años por otros delitos cometidos mientras regentaba una residencia.

Dejando de lado lo anecdótico del caso, lo que se pone de manifiesto es que, cuando los criterios de acreditación del SAAD establecen requisitos académicos para los directores de residencia, no debería exocluirse la posibilidad de privar de esa función, durante determinado número de años a quienes hayan sido condenados o sancionados por hechos que puedan suponer perjuicio para los usuarios, y yo añadiría, para la buena reputación de todo un sector.