03/08/2012

CUAL ES EL AHORRO REAL DE LA REFORMA DE LA LAPAD

La Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales ha emitido una nota en la que explican cómo ha afectado la reforma de la Ley de Dependencia a cada comunidad autónoma y al conjunto de dependientes.  Así emprieza la nota (ver nota íntegra):

El resultado es obvio: destrucción de la red de servicios, cierre de empresas del sector, pérdida de empleos, descensos en la recaudación pública (retornos) y, como única salida para las personas, el refugio en unas cada vez más miserables prestaciones económicas a las familias que cuiden de los suyos ante la imposibilidad de costearse servicios.

La supresión del Nivel Convenido y la reducción en un 13,2% del nivel mí   nimo garantizado a las CC.AA agudizan hasta lo insoportable la tan cacareada insostenibilidad económica del Sistema de Atención a la Dependencia. La primera de las medidas supuso una minoración en los ingresos de las arcas autonómicas de 283,2 M€ y la segunda supondrá –solo hasta finales de 2012- un quebranto de 87,7 M€. Ambas cantidades suponen una disminución de los ingresos a las CCAA para la atención a la dependencia de 370,9 M€ sobre lo previsto hasta marzo de este año.  Otra medida de ahorro directo para las arcas estatales es la supresión de las cotizaciones a la Seguridad Social por las personas cuidadoras familiares a partir del 1 de agosto. La cantidad estimada que el IMSERSO dejará de ingresar a la Tesorería de la Seguridad Social en 2012 una cantidad cercana a los 140 M€. Estas tres acciones combinadas suponen un ahorro para las arcas estatales (Presupuestos Generales del Estado) de más de 510 M€ sobre lo que sería previsible en 2012. Lo efectos consolidados de estos ahorros para el ejercicio 2013 ascenderán a más de 850 M€.

De otras medidas que favorecen el ahorro autonómico destacamos dos: la reducción de las PECEF en un 15% a partir de 1 de agosto, lo que supondrá hasta final de año un ahorro neto de unos 112,2 M€ y la eliminación de la retroactividad en las PECEF a partir de esa misma fecha, lo que reportará un ahorro a las arcas autonómicas de 193,5 M€.

Estos recortes/ “ahorros” supondrán dejar de inyectar al sistema financiación pública por un importe de 816,6 M€.  Invertidos inteligentemente en servicios necesarios para las personas dependientes, tales cantidades habrían supuesto la creación de 20.000 puestos de trabajo y unos retornos (directos e indirectos) a las arcas públicas de 352 M€ que, sumados a los retornos inducidos, podrían haber alcanzado una cifra cercana a los 500 M€. Por el contrario, se depreciarán todas las atenciones a más de 750.000 personas, se destruirán con toda seguridad en lo que resta de año 2012 más de 10.000 puestos de trabajo y se incrementará el déficit público al detraerse aún más los ingresos derivados de los retornos que aporta el sector de las atenciones personales en Servicios Sociales.

Las decisiones adoptadas sí hacen efectivamente insostenible el Sistema de atenciones a la dependencia en España. Bajo la hipótesis de un crecimiento nulo, solo mantener las atenciones que se prestan en 2012 (servicios + prestaciones económicas) conlleva un gasto público mínimo de 5.933 M€ (ya reducida la PECEF en un 15% para los 5 últimos meses del año). De esta cantidad, la Administración General del Estado aportará tan solo unos 1.225 M€ (20,6%) en concepto de Nivel Mínimo, lo que obligaría a las CC.AA a aportar el resto: esto es, 4.708 M€ (79,4%). Podemos afirmar que las medidas adoptadas por el Gobierno hacen el sistema absolutamente insostenible y deja a las CC.AA. sin margen de maniobra.

IMPACTO GLOBAL EN CADA SAAD AUTONÓMICO Y EN LAS PERSONAS:

Las devastadoras medidas gubernamentales tienen otro efecto perverso y territorialmente injusto. Los impactos de las restricciones presupuestarias serán muy desiguales entre los territorios autonómicos y además favorecerán a las Comunidades que peor desarrollaron esta política social, hundiendo a las que los hacían razonablemente bien o lo intentaban. La supresión del nivel convenido y la reducción del nivel mínimo suponen un quebranto directo hacia las arcas autonómicas. De las medidas adoptadas en el Real Decreto-ley de 13 de julio hay dos en concreto que supondrían importantes “ahorros” para las CC.AA. Es decir, faculta a estas para que sus aportaciones al sistema se reduzcan significativamente. Una es la inicial reducción de las prestaciones económicas por cuidados en el entorno familiar en un 15% y con efectos de 1 de agosto de 2012. La otra es la eliminación, con efectos 1 de agosto, del derecho a percibir retroactivamente los importes de dichas prestaciones económicas en los casos en  que se hubieran devengado las mismas (a partir del sexto mes de iniciado el expediente).

Hay que ser conscientes de que la combinación de los tipos de recorte afectan de manera directa (como sumatorio) a las personas dependientes que ya reciban algún servicio o prestación del sistema o que debieran recibirlo por tener derecho a atención. En definitiva, el efecto agregado es una reducción importantísima de los aportes públicos al sistema para 2012 que reduce el gasto público total en el SAAD en más de un 10% sobre el gasto 2011, pero que tiene importantes diferencias por territorio:

 

Reducc 13,24% Nivel Mínimo (5 meses)

Supresión Nivel Convenido

Ahorro reducción PECEF 15% (5 meses)

Ahorro supresión retroactividad (desde 1 agosto)

TOTAL DISMINUCIÓN INVERSIÓN 2012

% reducc inversión pública (*)

AND

21.747.848,74 €

70.679.673,00 €

29.329.562,50 €

55.197.709,22 €

176.954.793,46 €

- 12,9%

ARA

2.888.446,13 €

11.372.760,00 €

3.709.168,75 €

8.416.387,15 €