03/11/2009

EL COMITÉ DE EXPERTOS EMITE SU INFORME

Un informe del Grupo de Expertos, integrado por Montserrat Cervera Macià, José A. Herce San Miguel, Guillem López Casasnovas, Gregorio Rodríguez Cabrero y Simón Sosvilla Rivero,  elaborado en respuesta a la moción aprobada el 16 de octubre de 2008, en el Pleno del Congreso de los Diputados, en la que se instaba al Gobierno a crear un Grupo de Expertos para realizar una evaluación del desarrollo y efectiva aplicación de la Ley 39/2006, lanza a los poderes públicos una serie de recomendaciones que ha estructurado en tres apartados:

  • En el primero se presenta una valoración global en distintos aspectos clave del SAAD, al tiempo que ofrece un resumen ejecutivo de los principales puntos analizados.
  • En el segundo se presentan algunas consideraciones técnicas realizadas por el Grupo de Expertos tras nueve meses de trabajo, examinando la situación actual y perspectivas de futuro del SAAD, proponiendo una serie de recomendaciones generales.
  • Finalmente en el tercero se presenta un análisis de los resultados de las consultas efectuadas a las distintas partes implicadas en la gestión o en el uso del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia.

Se considera oportuno para ello que se explore la posibilidad de mejorar la financiación hoy disponible sobre la base de las alternativas siguientes:

(i) Aumentar el Impuesto sobre el Valor Añadido en entre 1 y 2 puntos porcentuales y/o aumentar la cesión de dicho impuesto a las Comunidades Autónomas afectando estos incrementos a la financiación de la dependencia. Este aumento podría ser transitorio mientras se constituyen capitales de seguro de dependencia.
(ii) Crear un impuesto subyacente sobre el patrimonio a tipo único
(iii) Aumentar el recurso a los impuestos generales (una contribución específica y generalizada sobre la renta mientras no existan mecanismos de aseguramiento alternativos);
(iv) Establecer una cotización social adicional a la que ya existe para las pensiones, quizás capitalizándola en un fondo de seguro;
(v) Primas regulares, propiamente dichas, a partir de una cierta edad a un seguro obligatorio de dependencia (equivalentes a cotizaciones);
(vi) Prima única a los 65 años (o antes) para un seguro de dependencia (pagable contra patrimonio, o como parte de un esquema de hipoteca inversa);
(vii) Eliminar la exención del copago sanitario (farmacéutico) a cambio de aumentar los recursos financieros para los futuros dependientes de cada generación;
(viii) Establecimiento de una transferencia compensatoria asociada al mantenimiento del impuesto de sucesiones para una recaudación de unos mínimos prefijados.

 

Destacan así entre las recomendaciones una petición de la subida del IVA  que sería transferida a las CCAA para financiar el sistema de atención a la dependencia (suponemos que se redactó antes de la subida ya anunciada por Zapatero), la retirada de la gratuidad de los medicamentos para los jubilados, un incremento en el impuesto de sucesiones, o la imposición de sistemas de aseguramiento de dependencia.

Los expertos son muy suaves al valorar el abuso de la aplicación de la prestacion para el cuidado no profesional ya que, aunque dice que  En lo referente al papel desempeñado por el cuidador informal, se señala que lejos de ser una situación excepcional parece que se haya convertido en norma, existiendo a fecha 28 de abril 63.452 cuidadores no profesionales (aumento de más de 20.000 cuidadores no profesionales en apenas 3 meses). Sólo recomienda que Se deberían establecer criterios orientativos mínimos y comunes en toda España en materia de Servicio de Ayuda a Domicilio, Cuidador no profesional y asistente personal.

Nada dice el informe de paralizar la aplicación de la Ley dejando para momentos económicos mejores la entrada en el sistema de las dependencias o la limitación drástica de las prestaciones económicas. Dos medidas que realmente marcarían un cambio.

Leer el informe íntegro en pdf (770 Kb)