06/03/2012

EL ENVEJECIMIENTO ACTIVO DEPENDE MUCHO DE LA PENSIÓN QUE SE COBRA

Estamos en pleno año Europeo del envejecimiento activo y la Unión Democrática de Pensionistas ha lanzado una nota en la que establece una clara vinculación entre la posiblidad de que éste exista y las pensiones que cobran las personas mayores.

La nota se refiere en concreto a la provincia de Albacete y, entre otras cosas dice que:

Según publicaba recientemente el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS),la pensión media en Albacete se sitúa en torno a los 824 euros. El dato es esperanzador si se tiene en cuenta la media de pensiones de Castilla-La Mancha, ya que éstas sólo alcanzan los 770 euros. En cambio, si la comparativa se lleva a cabo con la media española, los albaceteños tienen poco aventajado. En España la media de pensiones se sitúa en los 938 euros.

La diferencia salarial se debe a que las pensiones de los castellano-manchegos se han computado en función al trabajo desarrollado durante su juventud por los actuales jubilados. La mayoría de estos desarrollaron su trabajo en el campo, mientras que las mujeres se encargaron de tareas del hogar, por ello, la prestación no es demasiado alta. Así lo explicaba
Ramón Munera, presidente de la UDP (Unión Democrática de Pensionistas), que apuntaba que no sólo hay que poner el acento en la cantidad media, sino que hay que ir más allá. "Hay gente que cobra bien y está muy por encima de la media, pero también hay otros muchos que no superan los 600 euros", se lamentaba Munera que apuntaba también que los mayores de Albacete han de hacer grandes esfuerzos para llegar a fin de mes. "El único modo de llegar a fin de mes es dejar de hacer otras cosas que también son necesaria. No sólo es la falta de recursos económicos lo que nos preocupa, también han de hacer frente a las subidas del gas y de la luz..."

El responsable de la UDP en Albacete explicaba que más del 50% de los mayores albaceteños tienen una pensión que ronda los 600 euros.

Debido a esto, apuntaba que eran muchos los que este año tendrían que prescindir de asistir a los programas de Turismo Social. "De forma particular van a ser muy pocos los que se decidan a salir de casa", aseguraba.

Munera denunciaba que la mala situación económica de los jubilados y la falta de subvenciones institucionales provocarán un retroceso más que notable en los programas de envejecimiento activo. "Lo que se había conseguido en 20 años se ha perdido en muy poco tiempo", lamentaba al tiempo que pedía a los mandatarios locales y regionales que tomen buena nota, y que se den cuenta de que los mayores son los grandes damnificados. "Ellos nos han dado todo a cambio de nada, y ahora no los podemos sacrificar ni martirizar, u obligar a que no hagan nada relacionado con el ocio o la cultura", explicaba Munera que matizaba que hay mucha gente de más de 75 años con un nivel cultural muy bajo y para la que estas actividades se hacen más que imprescindibles.

En relación a las medidas  que tendrían que ponerse en marcha para que los jubilados de Albacete pudieran seguir contando con los programas de envejecimiento activo, Munera abogó por mantener reuniones de trabajo con la administración. "El año pasado pude sacar el proyecto de prevención de malos tratos a través de la Fundación de CCM, y este año no sé si podrá hacer algo similar con este y con muchos otros servicios".

El cabeza visible de la UDP explicó que es muy difícil conseguir el apoyo privado, sobre todo, dijo porque las empresas exigen a la Unión Democrática de Pensionistas, que sufrague entre el 25 y el 30% del gasto, y que cuente con personal cualificado para llevar a cabo estos programas. "Nosotros no tenemos personal ni dinero porque es una ONG sin ánimo de lucro".

Además del trabajo con las instituciones privadas el responsable de la UDP abogó por adherirse a los programas que la Junta de Comunidades ponga en marcha. "En aproximadamente un mes conoceremos cuál es la cantidad económica a la que podemos optar y cuáles son los programas que queremos solicitar", apuntaba al tiempo que manifestaba su deseo de que los recortes no sean demasiado drásticos. "Esperamos que nos tengan en cuenta porque saben que la de Castilla-La Mancha es una población en la que las pensiones son bajas y el nivel cultural no ha sido muy alto".

Vale la pena reflexionar al respecto.

Ver nota completa en la web de UDP