12/09/2013

EL ESTRÉS PUEDE GENERAR CAÍDAS EN PERSONAS MAYORES

Las caídas en personas mayores son uno de aquéllos acontencimientos que preocupan, tanto a los propios ancianos como a sus familiares y profesionales debido a que, en ocasiones se convierten en desencadenantes de un proceso que puede acabar con la autonomía de la persona e incluso con su vida.

Caídas en personas mayoresPor eso, los estudios que se elaboran en relación a las caídas en la tercera edad tienen tanta relevancia tanto en residencias geriátricas, centros de día como en los domicilios de los mayores.

Nos ha llegado una información según la cual un estudio llevado a cabo en los Estados Unidos concluye que los hombres mayores tienen un riesgo significativamente mayor de caer en el año siguiente a vivir un acontecimiento vital estresante, como la muerte de un ser querido o problemas económicos graves.

En el estudio participaron cerca de 5.000 hombres mayores de 65 años en seis lugares en los Estados Unidos. Se les preguntó si habían experimentado alguno de los siguientes hechos estresantes: muerte de un familiar cercano o persona querida, enfermedad grave o accidente de la esposa/pareja, la muerte de otro pariente cercano o un amigo cercano, la separación o divorcio de un hijo, un amigo cercano u otro pariente; pérdida de una mascota, graves dificultades financieras, mudanza o cambio de residencia, o algo que le ha obligado a renunciar a aficiones que la persona considera importantes .

Al año de ser entrevistados, el 27,7% de los hombres cayó y el 14,7% cayó varias veces. Se registraron caídas en casi un 30% de los hombres que habían vivido el año anterior una vivencia estresante, el 35,5% de los que habían pasado por dos vivencias estresantes y poco menos del 40% de los que habían sufrido tres eventos estresantes.

Tras realizar ajustes teniendo en cuenta la edad de los entrevistados, los investigadores llegaron a la conclusión de que cualquier acontecimiento vital estresante puede doblar la posibilidad de sufrir una caída.

"A mi entender, este es el primer estudio prospectivo para evaluar la asociación independiente entre vivencias estresantes  y el riesgo de sufrir caídas en ancianos residentes en la comunidad (el estudio no recoge a personas mayores que vivan en residencias geriátricas). Creemos que proporciona la evidencia más fuerte hasta la fecha el apoyo a eventos estresantes de la vida como un factor de riesgo para caídas. Sin embargo, el mecanismo exacto de conexión eventos estresantes de la vida a las caídas es incierto ", autor del estudio, el Dr. Howard Fink, del Centro Médico VA de Minneapolis, dijo en un comunicado de prensa.

Él y sus colegas dijeron que hay una serie de posibles razones por las que las vivencias generadoras de estrés pueden incrementar el riesgo de caerse. Por ejemplo, las emociones repentinas provocadas por este tipo de eventos podrían dañar el equilibrio o la atención visual, lo que resulta en una caída. La inflamación -un indicador potencial de estrés físico- podría llevar así mismo a una pérdida de la masa muscular y la reducción de las capacidades físicas.

"Se necesitan más estudios para confirmar nuestros hallazgos y para investigar el mecanismo subyacente a esta asociación. Estudios adicionales pueden explorar si la detección clínica de los hombres mayores con acontecimientos estresantes recientes de las intervenciones para reducir la caída será reducir las caídas ", dijo Fink .

Aunque el estudio mostró una asociación entre las vivencias estresantes de la vida y el riesgo de caídas entre los ancianos, no demuestra que exista una relación de causa y efecto.

Ver información original en Inglés   

Noticia difundida por Europa Press