06/07/2006

EL GAS PROPANO UNA ALTERNATIVA ENERGÉTICA PARA RESIDENCIAS



El verano es quizás la época del año en que las residencias presentan los índices de ocupación más elevados, a los residentes permanentes, hay que añadir las estancias temporales de aquellos mayores que pasan en centros asistidos sus vacaciones mientras sus familiares o cuidadores lo hacen en la playa o en la montaña. Es también una de los periodos del año en que los gastos de estructura de los centros se disparan, sobretodo el gasto energético. Es por ello que creemos interesante analizar la idoneïdad del gas propano, una fuente de energia ecológica y económica todavía desconocida para buena parte de los gestores de este sector.

El funciomiento de la cocina, el agua caliente con la que hay que bañar a los residentes, la calefacción en invierno, la climatización en verano, la iluminación de los centros, el funcionamiento de la lavandería etc. todo ello puede funcionar con esta fuente de energia. El gas propano es en la actualidad una interesante alternativa a en los centros de mayores puesto que además de ser una energía más limpia y menos agresiva con el medio ambiente ( no produce ni humos, ni cenizas, ni emisiones de compuestos de azufre) presenta unos costes muy competitivos. A pesar de la subida generalizada de los precios de las energías: electricidad, gas natural, gases licuados, gasolinas y restos de combustibles, el gas propano ha podido contener hasta las fechas sus tarifas lo que le puede permitir, según los expertos, hasta una reducción del 30% al 50% frente a la electricidad.

Una cuestión que a primera vista puede resultarnos preocupante es el tema de la seguridad, tanto en la instalación inicial como posteriormente, al respecto hemos preguntado a los profesionales de BP GAS PROPANO, uno de los principales suministradores nacionales del citado gas y empresa patrocinadora de los actos que organiza nuestro portal a lo largo del año y de la que podéis ampliar información en nuestra sección Infoclasificados. Según nos han explicado existen fuertes requisitos legales y reglamentarios a los que se someten las instalaciones de gas propano, además, como es su caso, pueden establecerse niveles de seguridad mucho más elevados y seguros.

Por consiguiente si una residencia, un complejo para mayores etc. se encuentra en entornos en los que no llega el gas natural, no tiene el porqué ver limitadas sus posibilidades de optimizar su consumo energético puede recurrir a esta fuente de energía, ecológica y rentable.