01/08/2005

EL GOBIERNO SE CARGA LA REBAJA DEL IVA

EL PSOE SE CARGA LA BAJADA DEL IVA AL 4%

 

Después de la iniciativa de recogida de firmas para pedir la rebaja del IVA del 7 al 4% que alcanzó las 800.000 adhesiones, y tras aprobarse en el Senado una proposición de ley que hubiese permitido aplicar esa modificación, ha llegado "el tio Paco con las rebajas" y ha dicho que "ni hablar".

Quizás todo el sector debería tomar nota de la desconfianza que muestra el gobierno con todas las empresas que se dedican al cuidado de personas mayores dependientes, ya se a en residencias como en atención domiciliaria. Esta desconfianza se deduce de los argumentos que utiliza para desactivar la iniciativa: ""hay una parte muy considerable" de los servicios prestados por residencias geriátricas que ya "se encuentran exentos" del IVA, por ser servicios prestados por entidades privadas de carácter social; o servicios de hospitalización y asistencia sanitaria." Además "al tratarse de un sector con una demanda y una oferta de "una rigidez considerable", la reducción del tipo impositivo "difícilmente se trasladaría a los precios"". El último argumento, y quizá el único que, realmente ha hecho descartar la modificación, es que el cambio de tipo supondría más de 20 millones de euros anuales de recaudación.

Decir que los servicios de las residencias en algunos casos están exentos de IVA por tratarse de entidades de iniciativa social es un canto de sirenas hacia el fraude a la Ley. ¿Realmente todas las fundaciones y asociaciones tienen carácter social? ¿Existen mecanismos para comprobar ese carácter como existen las inspecciones a las residencias? (recuerdo la clasificación que, del sector hace Aitor Perez Artetxe según la cual hay entidades con ánimo de lucro, sin ánimo de lucro y "sinónimo" de lucro).

Por otro lado, si los servicios sanitarios ofrecidos en residencias se deberían facturar sin IVA, ¿quiere esto decir que todas las residencias deberán calcular, a partir de ahora, qué parte de la atención a la dependencia que prestan sus centros es sanitaria y cuál no? ¿quiere esto decir que todas las residencias deberán aplicar el régimen de prorrata del IVA? ¿quiere decir que todo lo "sanitario" que presten las residencias y forme parte del catálogo de servicios de la sanidad pública será financiado por ésta? No creo que sean éstas las preguntas que interesen al gobierno ya que, con toda seguridad lo único que ha pesado el su decisión han sido los 20 millones de euros anuales.

El último argumento es que la rigidez de la demanda haría que la rebaja no se trasladase a precio. Aquí está la muestra de desconfianza hacia el sector ya que, si se acepta el argumento del gobierno se entiende que la campaña para la rebaja del IVA impulasada por patronales, sindicatos, entidades, ayuntamientos y miles de personas, perseguía únicamente el enriquecimiento de las empresas propietarias de las residencias. ¿Engañaron las empresas a los sindicatos para meterles en este proyecto? si es así, suerte que el gobierno ha descubierto la añagaza y la ha desactivado a tiempo.

Ironías a parte, quizá no sabe el gobierno que las residencias privadas se relacionan con sus residentes mediante un contrato que no pueden alterar libremente lo que hace que, para todas aquellas personas que hoy viven en residencias la rebaja surtiría un efecto automático. Quizá tampoco sepa que en muchas ciudades españolas, a pesar de esa rigidez en la demanda, se está produciendo un exceso puntual de oferta lo que produce que existan plazas vacías y la consecuente contención de precios. Quizá tampoco sepa que la tendencia en muchas comunidades autónomas (mediante iniciativas tipo "velocidad", "plan 9.000", "sistema de colaboración", etc..) se dirige hacia una cierta indexación de precios de residencias privadas por parte de la administración. O quizá lo sepa todo muy bien pero, 20 millones al año son 20 millones al año y lo demás son tonterías.

Sírva lo acontencido de aviso a navegantes. Una cosa es predicar y otra repartir trigo. Cuando alguien es cicatero con 20 millones de Euros al año ¿cómo será cuando hablemos de los 6.000 millones de gasto adicional que puede costar la dependencia al año?

Ya lo veremos

Más información