04/08/2009

EL PARO BAJA GRACIAS A LOS SERVICIOS SOCIALES

Los últimos datos públicos ofrecidos el 4 de agosto indican que el número de parados registrados en los servicios públicos de empleo bajó en 20.794 personas en el pasado mes con respecto a junio (un 0,6%).

La noticia parece importante ya que es el tercer mes consecutivo con bajada de paro.

Quizás esto es sólo un espejismo provocado por el Plan E (que finaliza en diciembre), por la ayudas a la compra de coches y las contrataciones estivales para cubrir vacantes y atender a los turistas, o quizás de verdad se ve la luz al final del tunel.

Para nosotros lo más relevante es que una parte importante de la disminución del paro se debe  a un aumento de la afilicación a la seguridad social que se ha producido en varios sectores. El mayor: el de las actividades sanitarias y servicios sociales, con 55.096 inscritos medios de más, un avance del 4,24% y del 8% desde hace un año.

Es cierto que una parte de estas afiliaciones corresponde a personal contratado temporalmente para cubrir vacaciones pero también lo es que es el sector de actividad que más nuevo trabajo genera.

Imaginemos por un momento que se cumpliera escrupulosamente la Ley de Dependencia y la inmensa mayoría del dinero invertido en prestaciones económicas para el cuidador no profesional se destinase a la contratación de servicios (via conciertos o prestaciones vinculadas). La repercusión sobre las cifras de paro podrían ser espectaculares.

Es cierto que las personas piden la ayuda económica y también que para muchas familias los 525 euros suponen una gran ayuda "para ir tirando", pero lo cierto es que el "dinero de la dependencia" no tiene esa función sino la de ofrecer servicios "de calidad" a nuestros dependientes.