19/08/2016

El poder gris o el interés del mercado en las personas mayores

Según cálculos de la ONU, en el año 2040 el número de personas mayores de 60 años se habrá duplicado en el mundo. El aumento de la esperanza de vida, el envejecimiento activo y un nuevo concepto sobre lo que supone llegar a la tercera edad ha hecho cambiar muchos puntos de vista con respecto a las expectativas vitales de quienes han llegado a la edad de jubilación.

AARP jubilados estadounidenses organizadosTambién es un segmento de población atractivo, en los países desarrollados, sobre todo, a la hora de ofrecer productos y servicios financieros. A la estabilidad de un ingreso mensual fijo de la prestación po rjubilación, se suele unir que se han cancelado deudas o hipotecas, que los hijos se han emancipado, que en ocasiones se ha acumulado patrimonio y que se dispone de tiempo para ocio y actividades que en los años laborales no se hacían compatibles. Estos hechos acuñaron ya hace veinte años la expresión «poder gris».

Ante esta perspectiva, bancos y financieras lanzan productos «senior», especialmente diseñados para los nuevos potenciales consumidores, con rentabilidades y plazos que se presumen atractivos para estos consumidores.

Otro sector es el de salud: seguros médicos, cuidado personal, dietética, farmacia, todo lo relacionado con viajes y ocio especializado e incluso programas de televisión.

Es interesante que a las personas mayores no se las considere solo como perceptoras de servicios, ya sean sanitarios o sociales, sino que también sean potenciales clientes de productos que implican crecimiento y actividad económica más allá de la plaza en la residencia de mayores o centros de día para ancianos dependientes, de la excursión programada o de la ayuda para desenvolverse, y ellas mismas sean sujetos activos e inversores en cualquier actividad y sector económico.

Para información sobre este tema se útil el siguiente enlace: http://www.mayoresudp.org/tu-dinero/

La foto corresponde a la Asociación AARP que agrupa a millones de jubilados en Estados Unidos.