26/01/2012

EL PROBLEMA DE NO TENER TABLAS SALARIALES

El año pasado las tablas salariales del convenio que rige en las residencias geriátricas y otros servicios de atención a la dependencia en España tardaron mucho en salir.  El problema principal era entonces que el convenio colectivo, pactado en tiempos de bonanza económica preveía un aumento del 5% para 2011 y que para muchas residencias ese aumento podía suponer poco menos que la quiebra.  Al final, después de una sentencia de la Audiencia Nacional, se llegó a un acuerdo que suponía que las residencias que tuviesen esas dificultades subiesen el 3% durante 2011 y que el 2% restante lo pagasen "a plazos” entre 2012 y 2013.  Parte del acuerdo consistía en que el convenio se denunciaría y, antes de acabar 2011 se tendría uno nuevo con subidas moderadas (1,5%) y desvinculadas del IPC.

 

El problema ha surgido de nuevo cuando, patronal y sindicatos del sector se han visto incapaces de alcanzar un acuerdo para firmar un nuevo convenio colectivo de forma que llegamos a un nuevo año con el convenio anterior prorrogado que supondría, si se publicasen tablas salariales de acuerdo al mismo, aplicar una subida del 2,4%.

 

Así las cosas, las residencias se encuentran ahora en una de estas dos posiciones:

 

1. Aplicaron el año pasado la subida íntegra del 5% ya hora no saben qué hacer respecto al salario en 2012. ¿Aplicar el 2,4%, esperar a la publicación de tablas salariales, esperar al nuevo convenio?

 

2. Subieron el 3% y ahora se plantean si empiezan a pagar las cantidades aplazadas.  Estas residencias unen a las otras dudas la de empezar o no a pagar los "plazos” correspondiente al 2% o esperar a que se clarifique la situación y hacerlo todo a la vez.

 

A falta de acuerdo en la mesa de negociación del convenio, un acuerdo alcanzado entre patronal y sindicatos parece que ha encarrilado las cosas: El acuerdo fija subidas salariales de hasta el 0,5% para 2012, de hasta el 0,6% para 2013 y una horquilla de entre el 0,6 y el 1,5% para 2014, con cláusulas de actualización para cada uno de los ejercicios si es que el IPC sube por encima del 2% previsto.  O sea que, no se desvincula de la inflación.  En el pacto alcanzado hay otras clausulas que afectan a la posible inaplicación de algunos elementos de los convenios, a la facilidad de flexibilidad interna de las empresas y la posibilidad de negociar a nivel de empresa la jornada, funciones y salarios.

 

Con este acuerdo al más alto nivel falta por ver cómo los negociadores del convenio de la Dependencia siguen con su trabajo.  Con casi toda seguridad incorporarán el acuerdo salarial y, esperemos que también el resto de pactos (por ejemplo  Para evitar las horas extras y la contratación temporal se acuerda que el empresario pueda distribuir irregularmente (a su conveniencia) un 10 % de la jornada anual y que pueda disponer de otra bolsa de cinco días, o en materia salarial: se considera conveniente que exista una parte variable que dependa de la situación y de los resultados de la empresa.

 

Con estos datos en la mano lo recomendable sería esperar a que se acabe de negociar el convenio colectivo y se publiquen las tablas salariales.

 

Sobre la parte "aplazada” correspondiente a la subida de 2011, las residencias a quienes les es de aplicación pueden empezar a pagarla ya que  se trata de unas cantidades que con toda seguridad acabarán pagando al corresponder a una subida que estuvo avalada  por una sentencia de la Audiencia Nacional.

 

Mientras las cosas se arreglan puede haber algunos momentos de turbulencia ya que, desde Comisiones Obreras están llamando a una movilizacion por el VI Convenio con unas reivindicaciones que parecen no coincidir en absoluto con lo que han pactado al más alto nivel.

Ver opinión sobre situación en 2011

Si te ha gustado esta noticia quizás te interese ver el apartado de profesionales del portal