12/02/2015

El vino tinto puede mejorar la memoria y el humor de las personas mayores

Uno de los aspectos que salen casi siempre cuando se trata de la vida en una residencia de personas mayores y el conflicto entre organización, seguridad y libertad de elección es el consumo de alcohol en la residencia.

En principio la mayoría de personas que viven en un centro residencial geriátrico pueden beber alcohol sin problemas.  Es más, muchas de ellas lo han hecho en diferentes proporciones El vino tinto mejora la memoria en personas ancianasdurante toda su vida adulta.  Sin embargo, persiguiendo formas de vida saludables y el evitar tratos diferenciados, muchas residencias sencillamente no sirven alcohol a los residentes.

 Por supuestos que hay otras que sí lo hacen e incluso hay alguna en la que los residentes tienen alguna botella en la habitación para su consumo.

 Ahora, según vemos, un estudio publicado en la prestigiosa revista Nature, la gran mayoría de personas mayores podrían beneficiarse de una copia de vino tinto al día.

 Que el resveratrol, un componente del vino tinto tiene ventajas para la salud es algo de lo que se habla desde hace tiempo.

 Lo curioso es cómo la noticia ha llegado a los medios de comunicación.

 Así lo hemos visto en una página sudamericana:

 

Tomar vino tinto con frecuencia mejora significativamente la memoria y el humor en la segunda madurez y en la tercera edad, afirmó un nuevo estudio publicado en la revista Nature.

 

Varios científicos estadounidenses descubrieron que el resveratrol, un componente presente en la piel de las uvas rojas es la propiedad que disminuye las alteraciones en el hipocampo (área de la corteza cerebral), las cuales provocan problemas de memoria, aprendizaje y en el estado de ánimo relacionados con la edad.

 

Aunque decir que tomar vino tinto con frecuencia mejora el humor del anciano parece algo chistoso, si el descubrimiento se consolida aparecerán dos opciones:  servir tranquilamente vino tinto en las residencias o administrar a los residentes pastillas de resveratrol.  ¿Qué acabaremos haciendo?