29/08/2012

ENVEJECIMIENTO EN CHINA. UN RETO PARA TODO EL PLANETA

Todo lo que pasa en el país más poblado del mundo tiene repercusión planetaria.  Por eso, cuando en China planean sobre el futuro de su sociedad a medida que envejece hay que estar atentos.

Chino mayorChina, según datos oficiales, tenía en 2010 120 millones de personas de más de 65 años de edad, o sea, un 9% de su población total de 1.350 millones.

Como casi todo en ese gran país, resulta difícil hablar de unidad. Por eso, incluso cuando el gobierno hace predicciones, divide el país entre la zona más y menos desarrollada estableciendo que, la parte desarrollada (Pekin, Shangai...) alcanzará en 2042 un porcentaje del 30% de personas de más de 65 años.

Leemos en la página Mexicana del portal Terra que Pekín aprobó en 2011 una ley para proteger los derechos de las personas de la tercera edad, con el objetivo de que todos los ancianos reciban una pensión del Estado, sin importar si su residencia es la ciudad, donde por lo general los ciudadanos tienen más privilegios.


Eso pese a que, según los economistas, esa situación será insostenible a largo plazo, ya que antes de 2030 China tendrá un jubilado por cada 2.5 personas activas lo que resulta inviable económicamente para sostener un sistema de seguridad social.

 

Un efecto colateral de las políticas de hijo único, de la migración a las ciudades con el consecuente desarraigo y del envejecimiento ha sido en los últimos años un alarmante aumento de suicidios entre los mayores chinos que alcanzaron tasas 33 por cada 100 mil de 2002 a 2008, cuando eran de 13 en la década de 1990, para ciudadanos de edades entre 70 a 74 años.

Mientras tanto, el gigante asiático ha visto una verdadera explosión en el número de residencias para personas mayores que, según un informe aparecido en la web de la Universidad de Brown (en inglés), no se ha debido tanto a la planificación e intervención administrativa como al surgimiento de iniciativas que no reciben supervisión.  En la web a que nos referimos hablan de un informe que recomienda al gobierno chino un mayor control sobre las residencias que se están construyendo.

Queda por deducir si este cúmulo de circustancias puede suponer alguna oportunidad para el resto del mundo.

 Un informe interesante sobre el envejecimiento en China (en inglés)