27/08/2015

Estudios curiosos: las personas mayores duermen mejor cerca de la naturaleza

¿Dónde duerme mejor un anciano? ¿En un entorno totalmente urbano o cerca de un bosque o una playa escuchando sonidos de la naturaleza?

 ¿Hace falta un estudio científico para responder a esta pregunta?

Parece ser que en la Universidad de Illinois han pensado que sí y han aplicado el método científico para responderla.

Así que en la página web de la Universidad de Illinois leemos que  los hombres y las personas de 65 años o más que tienen acceso a entornos natueales, ya sean éstos los espacios verdes de un parque cercano, un bosque,  una playa  o vistas al mar,  duermen mejor.

 

Jardín residencia geriárica SonweigEn la medida en que la falta de sueño se asocia con la disminución de la salud física y mental, disminución de la función cognitiva, y el aumento de la obesidad. El nuevo estudio demostraría que la exposición a un entorno natural puede acabar teniendo muchas ventajas para la salud y bienestar de las personas mayores..

En el estudio, han colaborado investigadores de la Universidad de Illinois y científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York. El equipo utilizó, entre otros elementos, datos públicos existente basados en 255.171 encuestas realizadas a adultos estadounidenses (CDC  Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento),  para saber si existe una asociación entre los días de  falta de sueño y el acceso a los espacios verdes. .

El resultado es que en la mayor parte de los días en que las personas dicen haber dormido mal, no habían tenido acceso a espacios naturales.

Para los hombres, la relación entre el sueño y la exposición al espacio verde es mucho más fuerte que para las mujeres. Aún así, tanto unos como otras manifestaron que consideraban que el contacto con la naturaleza les ayudaba a dormir mejor.

Los investigadores apuntan que, vistos los datos habría que potenciar la protección del medio ambiente y el contacto con la naturaleza.

"En concreto, nuestros resultados proporcionan un incentivo para que las residencias geriáricas y poblaciones con muchos residentes de la tercera edad diseñen edificios con más iluminación, crear senderos naturales y espacios ajardinados dedicados, y proporcionar espacios exteriores seguros que fomenten la actividad al aire libre para los hombres y las mujeres",