05/01/2006

EXTREMADURA: PROGRAMA DE AYUDA A CUIDADORES

EXTREMADURA: LA JUNTA PRESENTA UN PROGRAMA DE AYUDA A LAS FAMILIAS CON DEPENDIENTES A SU CARGO

Esta Comunidad se adelanta a la configuración del Sistema Nacional de Dependencia poniendo en marcha un programa para atender a las situaciones de "Gran Dependencia". La peculiaridad más relevante del mismo, no es en sí el programa, si no su origen: El Plan Integral de Empleo dependiente de la Consejería de Economía. Atención a la dependencia y creación de empleo dos compromisos sociales que encuentran un horizonte común.

El "Programa de Atención Domiciliaria a personas con Grandes Dependencias" subvenciona la contratación de profesionales que atiendan a las personas dependientes para así poder ofrecer un respiro a sus familias. Esta previsto que se desarrolle hasta finales del 2008 y está dotado con una partida de 19,5 millones de euros. Con él se pretende atender a más de 1500 personas mediante la contratación subvencionada de casi 800 trabajadores.

La Junta aportará el 50% del coste salarial anual de las personas que contraten los familiares interesados en acogerse al mismo. Para su ejecución se cuenta con la colaboración de cinco entidades, entre otras, Cruz Roja o la Federación de Asociaciones de Familias con Enfermos de Alzheimer quiénes serán las encargadas de contratar al personal correspondientes y coordinar la atención a los beneficiarios ya sea a tiempo completo o parcial. Para realizar las tareas de seguimiento y control del programa se ha creado una comisión en la que estarán presentes tanto las Consejerías de Sanidad como de Bienestar Social.

Con esta iniciativa, Extremadura completa el Plan Marco de Atención Sociosanitaria y el programa "Extremadura te cuida" que desarrolla la Junta de Extremadura con el fin de garantizar la atención social y sanitaria de las personas con necesidades. Además el gobierno extremeño se ha comprometido a través de la Consejería de Bienestar Social a crear una convocatoria especial de ayudas para aquellas personas con menos recursos económicos, e incluso, a que si la capacidad de los convenios firmados con las entidades colaboradoras se desbordase por una fuerte demanda, a realizar sucesivas convocatorias.

Aunque parece que la financiación de estas campañas no es un problema en estos momentos, ¿lo será si las CC.AA. han de costear el 50 por ciento del Sistema Nacional de Dependencia como apunta el anteproyecto de Ley? Por otro lado ¿Cómo se compaginarán estas medidas con las que puedan establecerse a raíz de la Ley?