20/05/2019  (‎2 opiniones)

Falta de enfermeras en las residencias para mayores

¿Quieres valorar esta noticia?

Selecciona las estrellas:
 

 

 

En España hay una ratio de media de 0,06 enfermeras por cama en las residencias para la tercera edad, es decir, 109 usuarios por cada profesional. Es un número escaso que dificulta la atención de calidad y la salud laboral de los trabajadores.

Enfermeria en residencias de ancianosEl Sindicato de Enfermería, Satse, ha realizado esta denuncia tras conocerse el estudio Análisis de la situación de los enfermeros, enfermeras, matronas y fisioterapeutas en los centros sanitarios del país, realizado por un grupo de expertos. El trabajo constata que, como denuncia el sindicato, la falta de personal en las residencias obliga a que los trabajadores asuman cargas de trabajo desproporcionadas todo el año, no solo en momentos puntuales.

Pero es que, además, es una cifra muy desequilibrada entre las comunidades autónomas. La peor es Madrid, con un máximo de 261 pacientes por enfermera, le siguen Castilla y León, con 225, y Extremadura, con un máximo de 204 pacientes. Las autonomías con más profesionales son Galicia, con un máximo de 53 pacientes por enfermera, Euskadi, con 91, y Comunidad Valenciana, con 97.

La causa de este déficit de profesionales de enfermería es doble. Por una parte se contrata menos personal del necesario y, por otra, las condiciones laborables no son buenas, por lo que los trabajadores optan por otros sectores sanitarios. También a esto se une que en España hay falta de personal enfermero en general.    

Para solucionar esta grave situación, Satse está impulsando una Ley de Seguridad del Paciente, a través de una Iniciativa Legislativa Popular, que espera que sea debatida en el Congreso de los Diputados en la actual legislatura. Con la nueva ley que se propugna, se espera que el Gobierno establezca el número de profesionales siguiendo el criterio de una Comisión Interterritorial de Ratios Enfermeras, que determinará cuántas personas deben asignarse a cada profesional según los cuidados que requieran y el tipo de centro en el que se encuentren.