02/06/2007

FARMACEUTICOS EN RESIDENCIAS

FARMACEUTICOS EN RESIDENCIAS GERIÁTRICAS

 

Según hemos leído en Correo Farmaceutico del 4 de junio de 2007

Existen ya, al menos, seis regiones (Baleares, Galicia, Navarra, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Aragón) que han decidido vincular (en algunas no de forma completa) el suministro de estas residencias a los servicios de Farmacia de hospitales públicos y en otras dos ya se han realizado pruebas piloto con tal objetivo, aunque todavía no se ha tomado decisión de implantarlo.

Es ya tradicional que las oficinas de farmacia paguen un descuento que afecta sólo a la dispensación de determinados productos, como los absorbentes de incontinencia de orina, pero es posible que en el futuro haya más cambios en la forma global de concebir esta prestación en las autonomías y los mejores ejemplos son Cataluña, País Vasco y Castilla-La Mancha.

En los tres casos ha sido la respectiva Consejería de Sanidad la que ha dado el paso y ha propuesto algún sistema para racionalizar esta prestación, bien implantando la demostración de servicios de AF o estableciendo un descuento. En el caso de Cataluña se planteó a los colegios medir los servicios que realmente presta el farmacéutico y tomarlos como punto de partida para fijar la retribución de las dispensaciones realizadas a residencias sociosanitarias.

El diseño del sistema de pago será una novedad para todo el país y es una opción para que las farmacias mantengan este servicio de dispensación. Este sistema facilita, además, que el farmacéutico se integre en los equipos médicos.

En el País Vasco, el Departamento de Sanidad ha comunicado a los colegios que estudia la creación de una empresa pública que suministre directamente los medicamentos a todos los centros, públicos y privados, superiores a catorce camas, por lo que la farmacia podría quedar fuera. No obstante, espera una contrapropuesta de los colegios que consistiría en un descuento. Si finalmente no se llegara a un acuerdo, esta región sería la primera que prescinde de la farmacia en la prestación sociosanitaria.

En el caso de Castilla-La Mancha, aunque tiene diecisiséis residencias públicas vinculadas a hospitales, el Servicio de Salud autonómico firmó el año pasado un acuerdo con los colegios para mantener la dispensación al resto desde las farmacias a cambio de un descuento del 6 por ciento. Las farmacias se comprometieron a organizarse y el importe del descuento está previsto para financiar la receta electrónica.

Pero ¿aceptarán las residencias que se vaya cambiando el sistema?

Según una prueba piloto realizada en Cataluña, el 92% de los directores de las residencias geriátricas sociales en las que se ha llevado a cabo un programa piloto de incorporación del farmaceutico en el equipo de profesionales, se manifestaron satisfechos y el 70% considera positivo para el paciente que se produzca la incorporación.