26/02/2008

FRANCIA: CIERRAN 83 RESIDENCIAS DURANTE 2007

CIERRAN 83 RESIDENCIAS EN FRANCIA POR POSIBLES MALTRATOS

 

Lo hemos leído en discaptnet y es una noticia preocupante. Empecemos por el final. Resulta que el 80% de las denuncias de maltrato de personas mayores que reciben las autoridades francesas se refieren a personas mayores que vivenen sus domicilios y otro 20% a personas que viven en residencia. De estas denuncias ha surgido una operación "manos limpias" que trae como consecuencia que se hayan cerrado 83 centros residenciales para mayores, pero no por maltrato sino porque "algunos establecimientos no tenían los permisos requeridos para ejercer la actividad, otros no respetaban las normas sanitarias en vigor y en otros había riesgo de perturbación del orden público si se les dejaba seguir funcionando". O sea que, realmente los centros no se han cerrado por maltrato sino por incumplimientos administrativos. Aún así la noticia, que se refiere a otra aparecida en "Le Parisien" deja entrever que en las residencias el maltrato es un serio problema.

El próximo mes de junio Inforesidencias.com celebrará su segundo viaje Geroasistencial, en esta ocasión iremos a París donde visitaremos residencias, centros de día, servicios de atención domiciliaria y complejos residenciales para mayores. Será una buena ocasión para que nos expliquen cómo hacen funcionar el sistema nuestros vecinos del norte. Mientras tanto podemos conformanos con la noticia de "Le Parisien"

El Gobierno francés ordenó el cierre de 83 residencias de mayores durante el año 2007, dentro de una "operación manos limpias" para clausurar los establecimientos que maltratan o no prestan asistencia adecuada a los ancianos.

Según informa hoy el diario "Le Parisien", citando fuentes del Ministerio de Trabajo y Solidaridad francés, los cierres se debieron a que "algunos establecimientos no tenían los permisos requeridos para ejercer la actividad, otros no respetaban las normas sanitarias en vigor y en otros había riesgo de perturbación del orden público si se les dejaba seguir funcionando".

El Gobierno francés se propone crear 12.000 nuevas plazas en residencias de mayores durante 2008 para contrarrestar estos cierres.

Además, ha puesto en marcha un teléfono para atender a los mayores que se consideren maltratados, que está recibiendo 330 llamadas por día, muchas más de las que se preveían.

Las denuncias recibidas van desde maltratos pasivos (como cuando se no da vestimenta adecuada a los mayores) al maltrato activo, "como dar patadas a los ancianos por los pasillos", según explica Caroline Lemoine, responsable de comunicación de este teléfono de asistencia a mayores.

El 80% de las denuncias recibidas procedían de mayores que vivían en domicilios privados y el 20% de quienes residen en centros para mayores.