09/05/2013

GERIATRAS PROPONEN SISTEMA PARA REDUCIR MEDICACIÓN EN RESIDENCIAS

La celebración del 9 al 11 de mayo, en el Palacio Europa de Vitoria-Gasteiz del XII Congreso de la Asociación Vasca de Geriatría y Gerontología (Zahartzaroa) y del VI Congreso de la Sociedad Navarra de Geriatría y Start/stop podría bajar el consumo de fármacos en residencias geriátricasGerontología, ha acogido la presentación de dos investigaciones realizadas en Euskadi que demuestran la efectividad de los criterios Stopp/Start para la reducción de la medicación de los pacientes mayores polimedicados y para la reducción del gasto farmacéutico de las entidades sociosanitarias.

 

En concreto, el estudio se ha realizado por el Grupo Sociosanitario Igurco (Grupo IMQ) entre 2012 y 2013, con una muestra de 688 pacientes en total, de los que 249 correspondieron a pacientes de centros de día y los 439 pacientes restantes, a mayores ingresados en centros residenciales.

 

Tal y como señala el doctor Iñaki Artaza, especialista en Geriatría y Gerontología y director asistencial de Igurco (además de presidente de Zahartzaroa), “en septiembre de 2012 se implantaron en las residencias del grupo Igurco los criterios de prescripción Stopp/Start, no así en los centros de día del grupo, al depender en ellos de la prescripción de los médicos de atención primaria. Así, analizamos la evolución en el número fármacos pautados por cada residente/usuario en el período comprendido entre octubre de 2012 y marzo de 2013”.

 

“De este modo”, explica el médico geriatra, “conseguimos en tan solo siete meses pasar de una media de 6,89 fármacos por paciente mayor ingresado en residencias, a una media de 5,85 medicamentos. La reducción de un fármaco supone en este contexto la disminución de más de un 15% de su medicación, algo muy relevante”.

 

Por el contrario, “en los usuarios de los centros de día —en los que la prescripción depende de atención primaria y por lo tanto no se ha podido aplicar los criterios Stopp/Start como en las residencias, en las que el control de la medicación la llevamos médicos geriatras—, siendo una población funcionalmente menos dependiente que los mayores ingresados en los centros residenciales, han mantenido pautados, sin embargo, más fármacos que los pacientes de las residencias. Y no solo eso, sino que el nivel de prescripción se mantiene en el tiempo”.

 

Por este motivo, el experto aboga por “la inclusión de los criterios Stopp/Start en la práctica clínica habitual, tanto en institución como en atención primaria de salud con el fin de reducir la polifarmacia y el gasto farmacéutico”.

 

Esta investigación ha sido realizada por los profesionales de Igurco: Iñaki Artaza, Naiara Fernández, Pilar Sorando, Miren Niño, Marta Mendieta, Rebeca Valera, Juan M. Amurrio, José A.Gardoki y Mitxel Barruetabeña.

 

Reducción del gasto farmacéutico

En la misma línea, otro estudio realizado en Igurco y presentado en el marco del XII Congreso de la Asociación Vasca de Geriatría y Gerontología (Zahartzaroa) y VI Congreso de la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología, ha permitido “reducir el gasto farmacéutico asociado a una prescripción inadecuada, a través de la aplicación de los criterios Stopp/Start en una muestra de pacientes ingresados en una unidad psicogeriátrica de larga estancia”.

 

Tal y como pone de manifiesto la investigadora principal de este estudio, la doctora Naiara Fernández, médica geriatra de Igurco, “gracias a la aplicación de estos criterios hemos eliminado las prescripciones innecesarias y rebajado el promedio de fármacos administrados a cada residente, así como sus líneas de prescripción. La revisión farmacológica, aplicando los criterios Stopp/Start y la racionalización de la prescripción en pacientes con demencia avanzada se ha enfocado hacia el mantenimiento del confort del paciente”.

 

De este modo, “hemos generado un ahorro de 17,19 euros por residente, lo que al cabo del año se traduce en un ahorro total de 206,28 euros. Si multiplicamos esta cantidad por una cifra media de residentes en una unidad psicogeriátrica de larga estancia, por ejemplo, de 25 personas, nos puede dar un ahorro farmacológico de 5.000 euros al año por unidad, lo que supone una cifra muy significativa”.

 

Además de la mejoría de los indicadores asistenciales (reducción de polifarmacia) y de gestión (ahorro farmacéutico), la experta ha destacado el beneficio que supone la inclusión de los criterios Stopp/Start “para la disminución de las complicaciones relacionadas con la administración de muchos fármacos a los pacientes mayores, tanto desde el punto de vista asistencial (menos efectos secundarios e interacciones) como de gestión (con la reducción del gasto indirecto asociado)”, explica la geriatra.

 

El estudio ha estado realizado por los profesionales de Igurco: Naiara Fernández, Eneritz Aguirre, IratiSierra Sesumaga, Verónica Martínez, Irune Aurre e Iñaki Artaza.

 

Criterios STOPP/START

Los criterios STOPP/START (Screening Tool of Older Person's Prescriptions [STOPP] and Screening Tool to Alert doctors to Right Treatment [START]), mediante 87 criterios, permiten obtener un listado de medicamentos que se deberían suspender en el tratamiento del paciente mayor (STOPP) o iniciar (START) en función de su situación fisiopatológica.