05/09/2007

GIRONA: PONE EN MARCHA PROTOCOLO CONTRA VIOLENCIA DOMÉSTICA A MAYORES


La Comisión de Coordinación contra la Violencia Doméstica y de Género activará el próximo 24 de septiembre un protocolo de actuación de violencia destinado a la protección de personas mayores en toda la provincia de Girona. El objetivo del nuevo protocolo es impedir los maltratos que afectan a los ancianos, creando una red de coordinación que incluye a las áreas de servicios sociales, servicios médicos, el sistema judicial y los Mossos de Esquadra, entre otros. Por primera vez se pone en marcha un programa tranversal que manifiesta un interés general para la población.

El portavoz de la comisión, Carles Cruz, señaló que el perfil de víctima es "gente mayor que vive sola o en residencias". Además, explicó que el protocolo debe ayudar a detectar los maltratos, que es uno de los pasos más complicados. Esta red incluye a las áreas de servicios sociales, servicios médicos, el sistema judicial y los Mossos de Esquadra, entre otros "Tiene que utilizarse para saber qué hacer en caso de sospecha o evidencia de maltrato", añadió.

El plan cuenta con una primera parte dónde se explica en qué consiste la problemática de los maltratos en gente mayor y cuáles son sus características.

Los circuitos de actuación forman la segunda parte, que son unas directrices para saber qué se debe hacer ante un posible maltrato. Por último, en la tercera fase la constituyen recomendaciones y propuestas de cara al futuro.

La comisión está formada por miembros de diferentes ámbitos que se pueden ver implicados en estas situaciones: personal sanitario, de justicia, educativo o judicial; además de representantes de otros organismos como l'Institut Cátala de la Dona o los servicios sociales de los ayuntamientos y los Consejos Comarcales.

El protocolo, que se firmará en septiembre, se prepara desde hace más de un año y es el cuarto que aprueba la comisión, que ya cuenta con uno para la violencia doméstica y de género, otro sobre maltrato infantil y otro de prevención de la mutilación genital femenina.

Debido a la complejidad para su puesta en marcha requiere un ámbito de aplicación reducido, por ello esta es una medida que podría extrapolarse a otras provincias españolas.