15/02/2017

Interesante noticia que viene de Suecia

En España, por la crisis y por la estructura y tradición mediterránea de familia extensa, es habitual que los abuelos, sobre todo las abuelas, se hagan cargo de los nietos mientras los hijos van a trabajar.

En Suecia, han decidido reconocer este trabajo y el Gobierno sueco va a iniciar un programa piloto por el que asignarán un salario a las abuelas que cuidan a sus nietos de lunes a viernes con el objetivo de mejorar el nivel de empleo de las mujeres.

SueciaLa primera fase se desarrollará en mil familias de Estocolmo y Dalarna y consistirá en que las abuelas que perciben pensiones de entre 5600 y 6600 coronas suecas (600-700 euros) mensuales, podrán obtener un ingreso extra de 100 euros por estar al cuidado de los nietos, de lunes a viernes, mientras sus hijos, nueras y yernos trabajan a tiempo completo. Esta etapa durará seis meses y a partir de entonces se podrá ampliar el número de familias.

Este programa pretende cumplir dos objetivos: por un lado reconocer la labor que realizan las abuelas a nivel social y, por otro, fomentar la incorporación de la mujer al mercado laboral, lo que permitirá al estado ingresar más en concepto de tributos, con lo que el balance es positivo, pues la mujer que se incorpora al mercado laboral genera más ingresos para el estado que los cien euros con los que se gratifica a la abuela.

Es una manera muy inteligente de afrontar el problema y de mejorar la vida de las familias de manera directa y efectiva.

En España, los abuelos son, y no solo durante la crisis, en muchas ocasiones quienes han permitido que las hijas puedan trabajar y en no pocas ocasiones su aportación económica ha sostenido la economía familiar. De hecho, según datos de la Encuesta de Salud, Envejecimiento y Jubilación de Europa (SHARE), uno de cuatro abuelos cuida de sus nietos en nuestro país y les dedican una media de siete horas diarias.

Cuidar a los nietos tantas horas y durante tantos días seguidos, puede causar problemas en los abuelos cuidadores, tanto físicos como psicológicos.

Las políticas como ésta puede ser uno de los temas a discutir en alguno de los viajes geroasistenciales de Inforesidencias.com

Uno de ellos es que la persona mayor cuidadora requiera cuidados por tener dolencias o limitaciones, y estos no puedan realizarse por que prima el cuidado de los nietos, de manera que no disponen de tiempo o espacio para sus propios cuidados, aficiones o relaciones fuera del núcleo familiar.

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) recomiendan que los mayores eviten sobrecargarse, realicen únicamente las tareas de las que se vean capaces y reserven un espacio propio para sus cuidados y ocio. Además, es importante establecer unos límites, tanto a los padres como a los hijos, para que el tiempo que los abuelos pasen con los nietos sea lo más gratificante posible para evitar el «síndrome de la abuela esclava» (se refiere a las abuelas, pues son las que de manera abrumadora asumen la carga de los nietos), que se da en los casos en que la abuela se hace cargo de cada vez más tareas, todas con una gran carga de responsabilidad: llevar y recoger a los niños del colegio, hacer la comida, organizar la compra, ayudar con las tareas escolares, etc.

Sería una gran noticia que la iniciativa del Gobierno sueco, se trasladara a España, no solo mejoraría la vida de las mujeres mayores cuidadoras, sino que supondría el reconocimiento social de su trabajo y su contribución a la economía del país.

Para consultar los interesantes datos de la Encuesta de Salud, Envejecimiento y Jubilación de Europa: http://www.share.cemfi.es/.