09/09/2011

INVESTIGAN EN VIDEOJUEGOS DISEÑADOS PARA PERSONAS MAYORES

Investigadores valencianos están trabajando para facilitar el desarrollo de una nueva generación de videojuegos que contribuya a mejorar la calidad de vida de las personas mayores, entre ellos los que viven en residencias geriátricas.

Los resultados de esta investigación –llamada SENIOR PLAY- favorecerán la creación de nuevos productos de ocio para este colectivo que aporten un valor lúdico, terapéutico y preventivo, capaz de potenciar las habilidades cognitivas, funcionales y sociales de los mayores.

El Instituto Tecnológico del Juguete (AIJU) coordina esta iniciativa en la que participan el Instituto de Biomecánica (IBV) y el Instituto Tecnológico de Informática (ITI).

Aunque los videojuegos tradicionalmente han ido destinados a jóvenes y niños, numerosos estudios realizados en los últimos años han demostrado los beneficios potenciales para los mayores, tanto en el ámbito de la prevención como en el de la terapia física o cognitiva. La popularización de las videoconsolas y el envejecimiento de las primeras generaciones que disfrutaron de estos productos apuntan a que las personas mayores van a ser uno de los principales usuarios de este tipo de ocio. Además, esta tecnología contribuye a evitar la exclusión social mediante, por ejemplo, la potenciación de las relaciones intergeneracionales.

Una nueva generación de videojuegos pensados para este colectivo ha irrumpido procedente mayoritariamente de Estados Unidos y Japón. Las nuevas videoconsolas han generado además videojuegos que exigen movilidad para poder ser jugados ayudando a mantener la condición física de las personas.

El resultado del proyecto se plasmará en una guía de recomendaciones para las empresas fabricantes de videojuegos donde se recopilarán aspectos clave como áreas prioritarias de intervención con este tipo de productos, interfaces y sistemas de monitorización más eficaces en el contexto terapéutico y preventivo, temáticas de mayor interés, tipos de juegos más adecuados para los mayores o requisitos de accesibilidad a tener en cuenta para su diseño y desarrollo.

Con una duración de dos años, el proyecto SENIOR PLAY está cofinanciado por el Instituto de la Pequeña y Mediana Industria Valenciana (IMPIVA) a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, en el marco del Programa de apoyo a los Institutos Tecnológicos de la red IMPIVA 2011.

Ventajas de las videoconsolas para mayores

La tecnología utilizada en las videoconsolas puede incorporar sensores para hacer un seguimiento de las diferentes señales biomédicas o la detección de situaciones anómalas, como la realización errónea de los ejercicios (en el caso de videojuegos especialmente pensados para la rehabilitación de los pacientes) o incluso posibles desvanecimientos.

Los mandos actuales integran diferentes tipos de sensores como acelerómetros, sensores de presión, detección de movimiento, etc. Por ejemplo el mando WiiMote (usado por la videoconsola Wii) o los incorporados en videoconsolas portátiles o teléfonos móviles inteligentes pueden ser usados para determinar si los patrones de movimiento que se realizan en un videojuego especialmente pensado para la rehabilitación son correctos o no, corregir los mismos e indicar si estos son efectuados con movimientos bruscos inadecuados o bien el usuario sufre un estado no habitual.

Además, los juegos de simulación de deportes de motor (fórmula 1, rally) pueden ser manejados con mandos similares a pedaleras y volantes. Es decir, incorporan sensores de presión que pueden ser utilizados para calibrar la fuerza ejercida por el usuario y valorar aspectos relacionados con el deterioro físico del jugador o la realización de ejercicios de recuperación de masa muscular.

También pueden integrarse en el usuario otros sensores adicionales como monitores de pulso cardíaco o pulsómetros (que pueden complementarse bien en juegos que requieren actividad física) y permiten extraer valores médicos útiles en caso de una excitación excesiva del usuario en el juego que pueda causar problemas cardíacos.