12/07/2013

IRREGULARIDADES EN LA AYUDA A DOMICILIO EN ORENSE

Los servicios sociales dirigidos a personas dependientes parecen ser un campo poco proclive a la corrupción.  Quizás porque no se mueve tanto dinero como en otros sectores o porque los profesionales son más honrados.  Por eso resulta llamativo lo que está pasando en Ourense. 

Allí la policía está a punto de hacer llegar al juzgado su informe sobre un desfase entre las horas de trabajo real del servicio y las que fueron finalmente facturadas a la empresa por la prestación de la atención en el hogar entre los años 2007 y 2010, ante indicios de presuntos delitos de prevaricación, malversación, falsedad o estafa. Según leemos en El Faro de Vigo, Fuentes policiales cifran en al menos 200.000 euros el agujero.

Parece que el modus operandi consistía en realizar facturas al final del año por unos servicios no prestados realmente para agotar todo el prespuesto que se había asignado a este servicio.  Para que las cosas cuadrasen tenían que falsificar gastos por lo que la policía ha interrogado a las trabajadoras descubriendo que el tiempo de desplazamiento y los servicios no coincidían.

No queda claro con la lectura de la noticia si ha habido apropiación por parte de algún representante de la administración.

Aún así, resulta llamativo que, quedase tanto "dinero sin gastar" en un servicio tan importante como la Ayuda a Domicilio.