17/12/2001

La Asociación ACFUC recibe un premio por su actividad

El pasado 26 de noviembre del 2001, dentro del marco del Año Internacional de Voluntariado, tuvo lugar el acto de entrega del 9eno Premio de Voluntariado que organizaba el Instituto Catalán del Voluntariado. La celebración de este año fue en el Auditorio de Barcelona y entregó el premio la Consejera de Bienestar Social y Presidenta del INCAVOL, la Honorable Sra. Irene Rigau i Oliver, en presencia del Director General de Acción Cívica, Sr. Josep Lluïs Cleries y del Gerente del Instituto, Sr. Josep M. Canyelles.

En el mismo acto, se entregó a las entidades invitadas el libro Abecedari Solidari, escrito con motivo de este Año del Voluntariado por nuestro poeta nacional, el Sr. Miquel Martí Pol, que también lo presidió junto con su esposa.

ACFUC, l´Associació Catalana de Familiars, Usuaris i Col·laboradors de Centres Geriàtrics Assistits, Institución Tutelar, fue la entidad galardonada con el primer premio de ámbito nacional por el Programa Quetzal. Lo recogió su Presidenta Mª Rosa Lunas Masnou, que hizo referencia a que el premio era fruto de la estrecha colaboración entre los jóvenes y mayores de ACFUC y de los objetivos marcados en pro de cuidar de la vejez. Asimismo invitó a participar en él desde el vecindario y la familia, y siguiendo el hilo de las palabras del poeta, acabó diciendo: todo está por hacer, pero todo es posible.

El Programa tiene el objetivo de integrar voluntariado social dentro de los centros geriátricos y sociosanitarios, con tal de incorporar un plus de calidad humana que complemente a los profesionales y mejore la atención de los residentes en estos centros. Con esta finalidad, ACFUC ha diseñado tres proyectos para el Programa: (1) De dinamización y de animación sociocultural; 2) De acompañamiento afectivo; 3) De estimulación cognitiva y psicomotriz, pensados para cubrir las necesidades afectivas, de relación, de autoestima, de entretenimiento, de estimulación y de autorrealización de los residentes.

Se ha detectado que cuando una persona ingresa en un centro, sus vínculos afectivos y de amistad se debilitan involuntariamente, así como su sensación de libertad; como si el hecho de estar institucionalizada comportase unas connotaciones de hermetismo que impidieran su continuidad en la comunidad o el acceso a la vida social y lúdica de su entorno. Es por esto que el voluntariado social tiene que colaborar para la adaptación del usuario en el centro y contribuir a mejorar su asistencia integral y, en consecuencia, cuidar de su vejez.

Es necesario remarcar que lo que hace realmente interesante el Programa Quetzal es que para su desarrollo está previsto establecer unos vínculos de colaboración entre los órganos de las Administraciones (ICASS, INCAVOL), las Patronales (ACRA, etc.), el personal de los centros y las familias de los usuarios.

Estos vínculos serán a tres bandas: ADMINISTRACIONES, PATRONALES y ACFUC.

Las ADMINISTRACIONES calificarán y potenciarán los centros geriátricos y sociosanitarios que acojan el Programa de voluntariado, mediante unos indicadores de calidad y colaborando en la formación de los equipos de voluntarios que se integrarán en los tres proyectos que configuran el Programa.

Las PATRONALES, harán difusión y promoción del Programa entre los directores de los centros, con tal de estimular su implantación y la máxima operatividad por parte del personal interno que armoniza a los voluntarios y a las familias.

ACFUC sensibilizará a las familias de los usuarios y al tejido social y educativo del entorno del vecindario de cada centro que esté interesado en el Programa, a fin y efecto de captación y cobertura de los equipos que nutrirán los tres proyectos. La labor de ACFUC debe ser al mismo tiempo motor y paraguas del voluntariado social dirigido a integrarse y a hacer posible la mejor calidad asistencial de la vejez institucionalizada.

Para más información sobre el Programa podéis dirigiros a: A.C.F.U.C.

Consell de Cent, 226 àtic 3ra.

08011 BARCELONA

Tel. 93 454 35 74

Fax 93 453 64 06

E-mail: acfuc@hotmail.com

Barcelona, diciembre 2001.