09/06/2021  (‎1 opiniones)

La campaña de Amavir «Es tiempo de unión» recibe el premio de Actualidad Económica a las «100 Mejores Ideas del año»

¿Quieres valorar esta noticia?

Selecciona las estrellas:
 

 

 

Las residencias para personas mayores están recobrando las actividades y vida anterior a la pandemia. Sin embargo, no se pueden olvidar las circunstancias vividas ni olvidar los aprendizajes que han conllevado.

La campaña de Amavir «Es tiempo de unión» ha sido premiada como una de las cien mejores ideas que otorga la revista Actualidad Económica cada año, concretamente en la categoría de RSC y voluntariado. Lourdes Rivera, directora general de Amavir, ha sido la encargada de recoger esta mañana en Madrid este reconocimiento dedicado a todos aquellos que han estado en primera línea de la lucha contra la pandemia y que pone en valor el compromiso del sector en esos duros momentos.

En junio de 2020, cuando arreciaban las críticas contra las residencias por la gestión de la pandemia y el sector se enfrentaba a un momento muy delicado, Amavir quiso hacer un ejercicio de transparencia para tratar de mostrar a la sociedad lo que había ocurrido realmente en estos centros y lo que se había vivido en ellos. Bajo estrictas medidas de seguridad, la compañía empezó a recoger testimonios de trabajadores, residentes y familiares, que dieron como resultado casi 400 vídeos.  

La iniciativa incluyó el relato de todo tipo de perfiles: directores, residentes, médicos, terapeutas ocupacionales y personal de mantenimiento o de cocina, entre otros muchos. Todos ellos se pueden ver en la web www.estiempodeunion.com. Porque, más allá de las estadísticas, se quería mostrar que la pandemia es la historia de personas que se han enfrentado y sufrido la enfermedad y cuyo testimonio nunca debemos olvidar.

Esta campaña quiso ser también una muestra de agradecimiento a todos los que hicieron donaciones en los momentos más difíciles, cuando había una gran escasez de materiales sanitarios. Además, estiempodeunion.com ha quedado como símbolo de apoyo a los familiares de los residentes, especialmente a aquellos que han perdido a sus seres queridos durante la pandemia, a los que se ha querido también rendir un sentido homenaje.