13/11/2015

La cara más solidaria de nuestros mayores

Las personas mayores no son ajenas al mundo en el que viven y, una vez más, muestran su apoyo a las causas y retos que afrontan las personas más desfavorecidas.

La encuesta refleja que el 63,4 % estaría dispuesto a ayudar, el 56,5 % donaría comida; el 47,1 % ropa u otros enseres; el 36,4 % prestaría ayuda económica; el 27,4 % ofrece su tiempo para acciones de apoyo; y un 8,9 % les alojaría en su domicilio.

La UDP solidaria con los refugiadosEs de destacar que la inmensa mayoría de las personas mayores se muestran solidarias y preocupadas, aprobando un 82,8 % las iniciativas de las ONGE, un 77 % las iniciativas solidarias de la población española, un 70,2 % las llevadas a cabo por los municipios, un 69 % por las Comunidades Autónomas, un 60,9 % las acciones llevadas a cabo por el Gobierno de España y un 59,8 % las de la Unión Europea.

La mayor crisis migratoria europea desde la segunda guerra mundial

Ante la inmensa tragedia que afecta a personas desplazadas por la guerra de Siria la Unión Democrática de Pensionistas UDP ha realizado un informe para conocer la opinión de las personas mayores de 65 años y les ha preguntado por la mayor crisis migratoria europea desde la Segunda Guerra Mundial.

Entre los que no prestarían su ayuda, el 36,6 %, el principal motivo alegado es la imposibilidad física o financiera (78 %); el 16, 6% no lo considera conveniente y el 8,2 % afirma que la responsabilidad es de las Administraciones del Estado.

Es de destacar las diferencias entre distintos niveles de educación, franjas de edad y situación económica o si se vive en un entorno rural o ciudadano, que influyen en cuanto a disponibilidad de tiempo, de dinero o de espacio e incluso de concepto de la solidaridad.

Ante esta crisis, las personas mayores muestran su lado más solidario. Cada uno puede realizar acciones importantes que ayuden a quienes huyen de situaciones tan terribles, desde los puntos de ayuda, organizando acciones en las residencias para mayores, en los centros de la tercera edad, etc.

 

Fuente de la Imagen Brookings.edu