02/11/2013

LA COORDINACION SOCIOSANITARIA A DEBATE EN BARCELONA

El éxito de asistencia y nivel de participaciones de las IV Jornadas internacionales sobre Dependencia y Calidad de Vida ha sido indiscutible.

La mañana de la segunda jornada del IV Congreso Internacional Dependencia y Calidad de Vida, que se ha celebrado estos días en el Auditorio y Centro de Convenciones AXA de Barcelona, arrancó con el módulo en el que se ofreció el "Punto de vista de los proveedores” ante la coordinación sociosanitaria, tema central de esta cita. Presidido por Manel Jovells, Presidente de Unión Catalana de Hospitales, quien en su intervención destacó la necesidad de "potenciar la atención integrada entre lo sanitario y lo social para proporcionar a los enfermos unos cuidados de mayor calidad y más humanos” y apostó por "acercar al domicilio las posibilidades de anticipación y prevención” de las posibles patologías.

 

Jovells señaló que hay que "complementar” las carteras sociales y sanitarias e hizo especial hincapié en la necesidad de "dar valor a las iniciativas de colaboración público-privadas, la acreditación y el control sobre resultados para garantizar la transparencia del sistema, la creación de nuevos perfiles profesionales  y la adaptación a las tecnologías de la información y la comunicación”.

 

El módulo  fue moderado por Javier Romero, Miembro de la Fundación Edad&Vida y Director General de Grupo Amma, en él se dio voz a los responsables de centros hospitalarios y de programas asistenciales.

 

Con la ponencia "La media y larga estancia. Modelo de eficiencia”, el Subdirector de Hospitales en el Servicio Balear de la Salud, Juan Ferrer, habló de la evolución del programa Gestión Sanitaria de Mallorca en el que actualmente participan los centros públicos Hospital General de Mallorca y el Joan March junto a los privados San Juan de Dios y Cruz Roja.

 

El representante del gobierno balear destacó la organización de estos centros para derivar pacientes sociosanitarios desde centros de agudos a partir de "la valoración del responsable del paciente, que es consciente de que deriva al paciente al lugar más pertinente para su confort sin que deje de ser un paciente suyo en otra ubicación”.

 

Los resultados han dado la razón a esta organización de los servicios sociosanitarios ya que en siete meses se han derivado 800 pacientes, de los que el 83% han sido derivados a hospitales propios del Gobierno balear, lo que ha permitido inhabilitar 101 camas de agudo, según explicó Juan Ferrer. "Entre enero y julio fueron derivados a sociosanitarios un 12% de estancias, lo que permite prever un ahorro de un millón de euros mensuales”, apuntó Ferrer.

 

Traducido a hechos, estas medidas colaborativas entre la atención sanitaria y social entre cuatro centros baleares han supuesto "un cambio cultural entre los gestores de agudos y han supuesto una mejora en la gestión  y el bienestar del paciente que está en el lugar adecuado a su patología”.

 

Por su parte, el Director de Hospitales y Servicios Sanitarios de la Comunidad de Madrid, Antonio Burgueño, desarrolló el tema "La atención al enfermo crónico en el cambio de la gestión en Hospitales”  y ha defendido un "cambio de cultura” en la atención a los enfermos crónicos que en estos momentos es "nuestro gran reto”.

 

Antonio Burgueño ha defendido "la concesión de la explotación a un ente privado” a partir de diferentes experiencias llevadas a cabo en la Comunidad de Madrid con una apuesta clara por la cercanía al paciente. "Es necesario un controlador empresarial que regule el sistema”, apuntó Burgueño.

 

El director de los Hospitales y Servicios Sanitarios de la Comunidad de Madrid defendió la figura de "un gestor o concesionario” que se reúna con los profesionales de la atención primaria, los médicos de geriatría y los de urgencias para ver cómo cuidan al enfermo tanto en domicilios o centros sanitarios y comprobar que todo está correcto.

 

Burgueño consideró "dar un paso” para la existencia de un médico geriatra que "salga a la calle y enlace con los equipos domiciliarios y atienda a los enfermos en las residencias o en sus domicilios”. 

 

En último lugar, Josep Pascual, director técnico asistencial de SARquavitae trató de "La atención continuada a pacientes crónicos complejos. Integración de recursos Hospitalarios y Comunitarios”.

 

En su intervención dio especial relevancia que su proyecto de asistencia sociosanitaria "está en todos los niveles de atención, desde la residencia a la atención a domicilio, pasando por la teleasistencia” y que "damos atención a la dependencia desde la prevención a la gran dependencia”.

 

Pascual denunció que "los servicios sociales se llenan de enfermos y esto hay que cambiarlo”. Su apuesta pasa por "mejorar la atención, reducir los reingresos, racionalizar los recursos; y ahorrar y liberar recursos hospitalarios”.

 

El director técnico de SARquavitae señaló que la suya es una "experiencia innovadora” en la que se defiende "la coordinación, el enfoque sociosanitario orientado a la persona y el trabajo transversal entre los distintos niveles asistenciales y la presencia de las tecnologías de la información y la comunicación en todo el proceso”.

 

Hizo Josep Pascual especial hincapié en la coordinación de la atención al paciente en el último año de vida a partir de la prevención así como la actuación de "un gestor de casos” que analice al paciente, organice los equipos y tome decisiones por anticipado con el enfermo y su familia para decidir a qué servicios acude.

 

EXPERIENCIAS DE ÉXITO

A continuación se desarrolló el Módulo 5, bajo el título de "Experiencias de éxito de servicios sociales y sanitarios integrados”, donde se dieron a conocer casos concretos de coordinación sociosanitaria. Presidió esta sesión Lourdes Mas Casanovas, Vicepresidenta de la Asociación Catalana de Entidades de Salud, y la moderó Vicente Cuesta, miembro de Edad&Vida y Consejero  del Grupo Ballesol. En la mesa intervinieron el secretario permanente del Departamento de Salud de los Servicios Sociales y Seguridad Pública de Irlanda del Norte, Andrew McCormick, que presentó la ponencia "Experiencias de servicios sociales y sanitarios integrados en Irlanda del Norte”. A continuación intervino el consultor social Fernando Fantova para hablar de los "Factores clave y buenas prácticas en coordinación e innovación sociosanitaria” y, por último, la Directora del Consorcio de Acción Social de la Garrotxa, Teia Fàbrega, expuso "La experiencia de coordinación sociosanitaria de la comarca de La Garrotxa, Catalunya”.

 

Andrew McCormick explicó que en Irlanda del Norte la asistencia social y la sanitaria están bajo un único departamento, responsable, por lo tanto, de las dos funciones integradas y cuyos recursos (tanto para la atención a agudos como para la atención social) salen del mismo presupuesto. Desde la agilidad que aporta este marco, que sitúa al individuo en el centro de la gestión del servicio, además de ver las necesidades agudas de los ciudadanos, se adelantan a las necesidades de las personas mayores: "Estamos en una fase de tránsito de la actuación a la anticipación y seguimos progresando a modelos integrados”, dijo. Otra de las claves que quiso resaltar McCormick fue la inversión en buenas infraestructuras hospitalarias y el alejamiento de las consultas de doctores que trabajan inconexos unos de otros. La tecnología es clave en este aspecto, tanto como la sensibilización de todos los actores con políticas claras: "Hay que crear un ecosistema que aúne la colaboración entre universidades, sector privado, médicos…”

 

Fernando Fantova recuperó su experiencia en el sector público y en el privado y partió destacando dos grandes cambios respecto a hace unas décadas: "Tenemos vidas más prolongadas y nuestro modelo sociosanitario público ya es intergeneracional e intersexual " Este escenario nos hace tomar conciencia de nuestra propia vulnerabilidad: "No sólo hablamos de gente mayor; lo que pasa es que los servicios sociales han funcionado mucho tiempo como "camión escoba”, barriendo los fracasos de los servicios sanitarios. Eso ha hecho que el sistema público de asistencia social sea tan frágil”. Fantova consideró que hay que "reinventar el Estado de Bienestar” a tres niveles: "Micro, con sus limitaciones territoriales, de financiación…; meso, estableciendo formas que generan sistemas sociosanitarios más coordinados, aun sin modificaciones legislativas (ventanillas únicas, sistemas compartidos de información, espacios participativos…); y macro, con diseños de prestaciones de servicios vinculados a especialidades”.

 

La última ponente, Teia Fàbrega, advirtió que ella hablaría de "lo micro”: "Desde lo micro es más fácil llegar a la integración”, dijo. En la comarca catalana de la Garotxa los sistemas médicos y sociales están separados, como en el resto del país, pero han logrado una importante integración con la creación de un Consorcio de Acción Social que se ha convertido en un único interlocutor social de lo público: "No era lógico el sistema rígido, al ciudadano le da igual de dónde venga el servicio”, comentó. Este sistema dota de mayor responsabilidad (compartida) a trabajadores sociales del hospital y a la enfermera de enlace que, coordinados, pueden tomar decisiones que flexibilizan la atención al usuario. Los puntos fuertes de esta experiencia integradora son que hay un único equipo referente, una visión y un diagnóstico integrales, un mejor conocimiento de las circunstancias, una mayor confianza… Los puntos débiles son que no disponen de un sistema de información único, la no coincidencia de la zonificación del sistema de salud y del social y la rigidez de los sistemas sanitario y de atención social.

 

ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN PARA PERSONAS MAYORES

Las sesiones paralelas de esta segunda jornada estuvieron dedicadas a temas muy diferentes pero que, cada uno en su medida, completan el universo que rodea a las personas mayores. La Sesión Paralela 4, dedicada al tema de la "Alimentación y nutrición”, estuvo presidida por el Miembro de la Fundación Edad&Vida y Director General de Nestlé Health Science, Walter Molhoek, y moderada por el Presidente de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética, Jordi Salas. En ella, la Dra. Pilar Riobó, Jefe Asociado del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Jiménez Díaz, y el Dr. José Antonio Serra, Jefe del Servicio de Geriatría del Hospital Universitario Gregorio Marañón, fueron los encargados de presentar la "Guía de la Fundación Edad&Vida para la alimentación y nutrición de personas mayores”, a la que, Mario Cugat, Presidente de la Federación de Asociaciones de la Tercera Edad de Cataluña, aportó la "Visión de los usuarios” durante su ponencia. Esta guía se dirige a personas mayores sanas y pretende servir de ayuda y orientación para seguir una alimentación e hidratación adecuada y mantener unos hábitos de vida saludables, que ayuden a vivir más y, especialmente, mejor, con mejor calidad de vida y mayor independencia funcional, aportando consejos prácticos y recomendaciones, que tienen en cuenta, además de la edad en sí misma, las patologías de mayor prevalencia que pueden también condicionar las necesidades nutricionales de los mayores. Además, en su redacción se ha huido de tecnicismos para convertirla en una guía de consulta de fácil lectura y comprensión por el usuario final.

 

Ambos médicos quisieron insistir durante su presentación en que "nunca es tarde para adoptar hábitos de vida saludable”, ya que, como también mencionó en la apertura de la mesa Jordi Salas, existen multitud de estudios que evidencian que alimentarse bien, no sólo mejora la calidad de vida, sea cual sea la edad de la persona, sino que incluso alarga la vida. Ambos doctores pusieron el énfasis en remarcar que "la alimentación de los mayores puede y debe ser una actividad placentera, que, además, no sólo puede reducir considerablemente el riesgo de padecer muchas enfermedades, sino que también ayuda a controlar mejor muchas enfermedades crónicas e incluso, enlentencer su progresión”.

 

Para cerrar esta sesión, Rafael Urrialde, Director de Salud y Nutrición de Coca-Cola Iberia, habló sobre la "Promoción de un estilo de vida saludable: la importancia de la actividad física y la lucha contra el sedentarismo” y quiso hacer especial hincapié en que, "no sólo es necesaria una dieta sana y equilibrada, sino que es imprescindible incluir el ejercicio físico en la vida diaria de todas las personas, porque no sólo somos lo que comemos y bebemos, sino también cómo nos movemos”.

 

 

COLABORACIÓ