13/06/2013

LA CRISIS SIGUE AFECTANDO AL DESARROLLO DE LOS SERVICIOS SOCIALES

La aplicación en 2013 del Índice DEC, que mide el desarrollo de los servicios sociales en España, confirma un débil desarrollo y un retroceso en el gasto en estos años de crisis (de 2009 a 2012), en los que sus usuarios han pasado de cinco a más de 7 millones de personas. Se constata, así mismo, las extraordinarias diferencias entre Comunidades Autónomas y la evidencia de que la mayor eficacia y eficiencia en la oferta de prestaciones y servicios se logra en Comunidades con modelos más descentralizados y con mayor protagonismo local, cuestionando los efectos que se propone lograr la anunciada Reforma de Régimen Local en esta materia.

En materia de cobertura destaca el importante aumento de perceptores de las Rentas Mínimas de Inserción, último recurso para cubrir las necesidades más básicas de decenas de miles de personas y familias en la actual situación. Los 318.662 perceptores en el año 2010, se incrementan hasta 545.207 en 2011, último año en el que se conocen datos; todo hace suponer que esta cifra habrá continuado un incremento cuando menos similar en 2012 y 2013.

 

Crecimiento débil

La puntuación media que obtiene el desarrollo de los servicios sociales en el conjunto de las Comunidad Autónomas en 2013 es 4,92 puntos. La puntuación ponderada por nº de habitantes es de 4,35 puntos.

Sólo Navarra alcanza un nivel de desarrollo ALTO de sus servicios sociales. País Vasco y La Rioja un nivel MEDIO. Castilla y León, Cantabria, Asturias, Cataluña, Castilla-La Mancha y Aragón un nivel MEDIO BAJO. Extremadura y Baleares obtienen calificación de DÉBIL. El desarrollo de los servicios sociales en Andalucía, Galicia, Murcia, Canarias, Madrid y Valencia se califica de IRRELEVANTE. (Ver tabla de puntuación y mapa)

 

Reducción del gasto

El gasto anual del conjunto de Comunidades Autónomas en servicios sociales se ha reducido un 3,64% entre los años 2009 a 2012, que en términos absolutos son478 millones de euros menos cada año, pasando de una media de 280,03 € por habitante y año en 2009 a 275,13 en 2012. El porcentaje que representa el gasto en servicios sociales sobre el PIB también se ha reducido del 1,25% en 2009 al 1,21% en 2012.

La única cifra que registra un incremento es el porcentaje que supone el gasto en servicios sociales sobre el gasto total de las Comunidades Autónomas, que pasa de 6,93% en 2009 a 7,7% en 2012, lo que significa que la reducción del gasto en servicios sociales ha sido inferior a la que ha sufrido el conjunto del gasto en las CC.AA..

 

Extraordinarias diferencias entre Comunidades Autónomas

Las diferencias en el gasto que unas y otras Comunidades realizan en servicios sociales oscilan entre 76,42 € por habitante y año de Baleares a 796,13 € del País Vasco, ¡una brecha del ¡941,78%!, es decir, diez veces más de gasto por habitante en una Comunidad (País Vasco) que en otra (Baleares) ¿qué igualdad puede existir en esta materia entre quienes habitan en uno u otro territorio?

7 Comunidades han incrementado su gasto en materia de servicios sociales en estos años de crisis, mientras que la10 restantes lo reducen.