12/06/2005

LA LEY DE DEPENDENCIA (O DE AUTONOMÍA) EL 2006

Conclusiones de las jornadas"Calidad de vida y dependencia: derechos y deberes de los ciudadanos a debate" organizadas por Edad&Vida

La ley de autonomía personal podría entrar en vigor en 2006 con financiación mixta

· La nueva ley generaría más de 300.000 empleos

· Alrededor del 80% de los cuidadores de mayores son amas de casa con más de 50 años. Con la incorporación de la mujer al mercado de trabajo este modelo resulta insostenible

· Edad&Vida apuesta por la colaboración entre el sector público y privado para la financiación de servicios a personas con dependencia

El Gobierno se ha comprometido a presentar, a finales de este año, el Proyecto de Ley de la Dependencia en España, para ser debatido y aprobado en las Cámaras legislativas. Esta "Ley de Autonomía Personal", como finalmente se va a llamar, entrará en vigor en 2006, dando respuesta a la demanda del 60% de la población española, que ha demandando al Ejecutivo acciones concretas, para ayudar a las familias con personas mayores dependientes a su cargo. Así lo ha declarado Amparo Valcarce, secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, en el marco de las jornadas "Calidad de Vida y Dependencia: Derechos y Deberes de los Ciudadanos a Debate", que la asociación Edad & Vida organizó en Madrid.

Durante su intervención, Valcarce ha advertido también que España tendrá en el año 2010 tres millones de personas dependientes. El progresivo envejecimiento de la población y la imposibilidad de ofrecer una atención exclusiva por parte de los familiares, es un fenómeno clave en nuestra sociedad que requiere un modelo de financiación sostenible. En este sentido, casi todos los agentes sociales, autonómicos y gubernamentales que han intervenido en la jornada, han apostado por un modelo mixto de financiación público-privado, que garantice la calidad y una óptima cobertura de los servicios de atención a las personas con dependencia. La aportación del sector privado podría realizarse a través de "instrumentos de previsión" que tendrían incentivos fiscales. Asimismo, se garantizaría un mismo acceso a los servicios ante igual necesidad.

Empleo y mujer

En cuanto al perfil de los cuidadores de mayores en España, Amparo Valcarce ha señalado que el 83% corresponde a amas de casa, con más de 50 años, que se ocupan de sus padres. Con la progresiva incorporación de la mujer al mercado laboral, este modelo se está quedando obsoleto. En este sentido Ángel Rodríguez Castedo, director general de IMSERSO, ha

añadido que "la mujer tiene derecho a un proyecto de vida similar al del varón" y que "los mayores, los dependientes, necesitan profesionales específicamente preparados que se hagan cargo de ellos". Por eso espera con impaciencia la entrada en vigor de esta ley que "generará empleo, permitirá a las mujeres conciliar vida profesional y familiar y ayudará a las familias".

Retornos económicos

El gran problema, según los participantes a la jornada, es determinar cómo costear la dependencia. Hay abierto un debate entre si conviene adoptar un sistema de financiación vía impuestos, como se viene haciendo en los países nórdicos, o uno de contribuciones obligatorias a la Seguridad Social, como en el Reino Unido. El Secretario de Estado de Economía, David Vegara, que también participó como ponente, señaló al respecto que "independientemente del sistema que elijamos, la financiación saldrá del bolsillo de los españoles" aunque añadió que "esto no debe ser entendido como un gasto, sino como una inversión" El impacto sobre el mercado de trabajo será muy positivo porque se crearán 300.000 nuevos empleos como mínimo y se incentivará la aparición de un mercado de seguros que complementará la financiación pública. También apuntó la necesidad de analizar las vías por las que el patrimonio inmobiliario de los mayores pueda contribuir a este fin.

Vegara habló también de la conveniencia de incrementar el servicio de teleasistencia y el número de centros de asistencia diurna, en vez de enviar a los mayores a una residencia. No sólo porque los dependientes y sus familias lo prefieren, sino porque además se ahorrarían costes. Asimismo, durante las Jornadas se habló del desarrollo de programas formativos específicos de capacitación para la asistencia y de la posible creación de la carrera universitaria de "Asistencia a discapacitados".

Modelo mixto de financiación

En esta jornada el Instituto Edad&Vida también presentó un documento donde se recoge su propuesta para la creación de un marco regulador y de financiación para la futura "Ley de la Dependencia" en España.

En este documento, Edad & Vida propone un modelo mixto de financiación Cobertura universal para las situaciones de gran dependencia, que se conseguiría mediante impuestos generales y bajo el modelo de atención sociosanitaria. Para el resto de niveles de dependencia sería un sistema de financiación mixta público y privada mediante "instrumentos de previsión". En este sentido, el Gobierno podría establecer un incentivo económico materializado en el llamado "cheque seguro" que fomentaría el desarrollo de los citados instrumentos y que gozaría de incentivos fiscales. En general, la participación del Estado debería ser mayor cuanto mayor nivel de dependencia tuviese el individuo o más débil fuese su situación económica.

La propuesta supone un perfeccionamiento del sistema mixto de financiación (Estado + familias) de la atención a personas dependientes que ya se está llevando a cabo en España.

Para Edad & Vida es muy importante que se establezca un marco regulador claro y estable en que se indique el rol de todos los agentes sociales implicados.

PROPUESTA DE EDAD&VIDA PARA UN MARCO REGULADOR DE LA FUTURA LEY DE DEPENDENCIA