19/12/2004

LA PROFESION DE ENFERMERÍA RECLAMA PROTAGONISMO

LOS PROFESIONALES DE LA ENFERMERIA RECLAMAN PROTAGONISMO

Ante el nuevo papel que asumirá la prestación de servicios domiciliarios en el esquema socio-sanitario de atención a personas dependientes, el colectivo de enfermería comienza a alzar las primeras voces solicitando un marco de competencias que aseguren un posicionamiento estratégico de su profesión. Es indiscutible que es uno de los colectivos profesionales que más van a verse beneficiados con el crecimiento de la estructura de servicios sociales y sanitarios a domicilio.

Describimos a continuación dos muestras de este clamor que provienen de Valencia y Barcelona.

El colegio de Enfermería de Valencia ha puesto en conocimiento de la Consellería de Sanidad su deseo de colaborar, de una forma activa del futuro Plan de Mejora de Asistencia Domiciliaria. Este ambicioso programa presentado en la Comunidad Valenciana prevé dotar de asistencia sanitaria a domicilio a un porcentaje superior al 50 por ciento de la población a finales del 2007. En concreto, el colegio propone asumir las competencias de las consultas a domicilio, la supervisión y el seguimiento de casos, así como la asistencia ( sanitaria y socio-sanitaria) directa. Así mismo también se solicita participar en la configuración de los equipos multidisciplinares responsables de la formación de los perfiles que integran estos equipos, la dirección y el control de la asistencia domiciliaria.

Paralelamente, el colegio de Enfermería de Barcelona, durante su reunión anual que tuvo lugar este pasado mes de Diciembre en el Centro de Convenciones del Foro de Barcelona presentó el programa en DVD "T'acompanyem a ser gran" ( Te acompañamos a ser mayor) en el que se quiere enfatizar sobre el potencial humano y profesional de este colectivo profesional en cuanto a atención a domicilio se refiere, cuáles son sus funciones y que tareas puede realizar un profesional de enfermería en la atención en el hogar.

Es obvio, que la enfermería tiene muchas probabilidades de consolidarse como uno de los ejes básicos de la atención domiciliaria, ahora bien, todavía está por ver si podrá asumir un papel tan amplio como el que plantea. Por una parte no hay que olvidar que hay otros colectivos profesionales, a diferentes niveles, como el del trabajo social, educación social o incluso el trabajadores familiares que entran en conflicto directo con la profesión de enfermería al coincidir en alguna de las funciones profesionales que plantea asumir ésta. Por otra parte también hay otra cuestión que no debe obviarse, y que seguramente jugará un papel en desfavor de estos profesionales: el factor económico. No hay que olvidar que una de las grandes barreras al desarrollo de la atención domiciliaria hasta la fecha, tanto por parte de los prestadores públicos como privados, ha estado el elevado coste horario del servicio; y, si un mismo servicio lo puede hacer dos categorías profesionales diferentes seguramente se optará por la que consuma menos recursos económicos.

Por último vale la pena aprovechar para hacer hincapié en el hecho de que los planteamientos respecto a la atención domiciliaria a que hace referencia la enfermería se vinculan a Sanidad, sin embargo el desarrollo de la atención domiciliaria está también vinculada a lo social; y más aún frente a la futura Ley de la Dependencia... Por tanto, con carácter previo a la asignación de funciones es importante definir el marco de actuación competencial entre diferentes estamentos.