21/12/2012

LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL ES UN RETO PARA LAS RESIDENCIAS

Madrid y Barcelona han sido las ciudades escogidas para la celebración de las Jornadas organizadas por la Fundación Edad&Vida sobre Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) en la prestación de servicios de atención a las personas mayores en las que se ha presentado la guía La Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) en los servicios de atención a las personas mayores. Guía para su aplicación e integración en la estrategia”.

Presentación guia RSE Iese BarcelonaEn las Jornadas, que han sido inauguradas por Miguel Ángel García, Director General del Trabajo Autónomo, Economía Social y RSE del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y en las que han participado reconocidos expertos del sector de la RSE, se ha planteado cómo integrar la Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) en los modelos de gestión, se ha presentado la visión de los usuarios y de las familias para su correcta aplicación y también se han expuesto ejemplos de buenas prácticas. Para Miguel Ángel García, a pesar de que por los difíciles momentos que estamos viviendo parezca que no es lo más adecuado, “debemos colocar la responsabilidad social en el centro de la solución de estos problemas ya que, de su mano, podremos crecer de manera sostenible y, entre otras cosas, crear empleo de calidad que es de lo que se trata ahora mismo”.

En ambos actos ha tenido  lugar la presentación de la guía titulada La Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) en los servicios de atención a las personas mayores. Guía para su aplicación e integración en la estrategia, un documento elaborado por la Fundación Edad&Vida, en colaboración con un grupo de consulta formado por expertos del sector de servicios para las personas mayores, que recoge información práctica para conocer cómo integrar la responsabilidad social empresarial en su estrategia y modelo de gestión, así como iniciativas de buenas prácticas e indicadores para evaluar el desempeño. Su redacción ha sido posible gracias al apoyo de la Dirección General del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

Para la Fundación Edad&Vida, la RSE representa una oportunidad para el sector de los servicios de atención a personas mayores, ya que, en palabras de su presidente, Higinio Raventós, “la mejora de la calidad de los servicios que se prestan a los usuarios y sus familias, el establecimiento de nuevas vías para la colaboración público-privada, la consolidación del sector como un generador de empleo de calidad y la contribución a la riqueza del país, son algunos de los beneficios que podremos alcanzar a través de una mayor integración de la gestión responsable en las empresas”.

 

La Guía constituye un primer ejercicio para impulsar la responsabilidad social de la empresa en el conjunto de operadores del sector de atención a las personas mayores, y ha de facilitar su adaptación al marco de la nueva ley de economía sostenible y a los procedimientos de contratación con las diversas administraciones del estado.

 

Además, incide en la importancia estratégica de la RSE para el sector de los servicios a las personas mayores por los siguientes motivos:

  • Aporta avances en la adopción de estándares de calidad.
  • Mejora la calidad del servicio ofrecido y el bienestar de las personas mayores a través de innovaciones en ámbitos como, por ejemplo, la formación del personal médico y asistencial, los cuidados de las personas mayores o la arquitectura sostenible de los centros y equipamientos, entre otros.
  • Contribuye en la mejora de los resultados de las empresas, a través del control de riesgos reputacionales, la mejora de la confianza con los grupos de interés y la mejora del bienestar de los empleados, usuarios y familiares.
  • Puede convertirse en un motor estratégico para la economía española como lo es por ejemplo el turismo.
  • Crea ventajas competitivas y puede convertir al sector en referente europeo en el cuidado y la atención al colectivo de personas mayores.

 

Por último, las conclusiones de las jornadas han puesto de manifiesto entre los agentes implicados la importancia de las buenas prácticas de RSE en un sector que se ha consolidado como una importante fuente de riqueza y que en 2015 prevé alcanzar 300.000 empleos directos, 150.000 indirectos y que afloren 80.000 de la economía sumergida, consolidándose el sector de la atención de las personas mayores como un importante dinamizador de la economía española.

Ver la guía en PDF