05/05/2003

LA SEGG SE POSICIONA RESPECTO A LA LEY DE COHESIÓN DEL SNS

 

CARTA ABIERTA A LOS SRES. SENADORES DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE GERIATRÍA Y GERONTOLOGÍA (SEGG)

La SEGG ha hecho pública la siguiente carta dirigida a los Senadores que el próximo día 7 deben votar en el Senado el texto definitivo de la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud. Resulta importante ya que, no sólo se trata de una sociedad científica sinó que también se han adherido otras entidades representativas del sector de las personas mayores.

El próximo día 7 de mayo el pleno del Senado español aprobará el texto definitivo de la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud. En la enmienda número seis tienen depositadas sus esperanzas cientos de miles de ancianos españoles y sus familias. La citada enmienda hace referencia a la demanda del "diseño de un plan de atención geriátrica en consulta y hospitalización", lo que se justifica porque "el envejecimiento de la población exige la dotación de las infraestructuras necesarias en el Sistema Nacional de Salud".

Hace ya algunos meses que apareció el primer borrador de la citada Ley. La ausencia en el mismo a cualquier tipo de referencia sobre la atención geriátrica (no justificada por la inclusión de la asistencia sociosanitaria, cosa muy distinta), obligó a la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología a pedir a las máximas autoridades sanitarias del país su inclusión en el texto de dicho borrador. La falta de respuesta positiva a dicha petición, aglutinó a todo el mundo científico geriátrico del país, que con el apoyo de las principales asociaciones de personas mayores, hizo llegar su demanda a las máximas autoridades españolas y a los representantes de los diferentes partidos políticos presentes en el Congreso y el Senado. El Defensor del Pueblo la hizo suya. En la Cámara Baja no hubo respuesta, pero en el Senado un grupo parlamentario minoritario lo ha considerado pertinente. Es la enmienda número seis de las 161 presentadas.

En los próximos días los Sres, senadores deberán votar dicha enmienda. Podrán elegir entre el SI, el NO o la ABSTENCIÓN. Si no triunfa la primera de las tres opciones, se estará dificultando a cientos de miles de ciudadanos españoles el acceso a una atención sanitaria específica, como contempla el Artículo 50 de nuestra Constitución. Con la evidencia científica hoy existente, esto se traducirá en:

• Mayor riesgo de mortalidad.

• Mayor riesgo de sufrir dependencia.

• Menor calidad de vida.

• Mayor sobrecarga familiar.

• Mayores costes por atención ineficiente.

• Mayor consumo de medicamentos.

Algunas comunidades autónomas no han esperado a la citada Ley para disponer ya de una atención geriátrica notable. En otras aún ni se lo plantean. La Ley pretende cohesionar a todo el Estado. Para que no haya, en este caso, ancianos de primera y de segunda categoría. También aquí tienen sus señorías la oportunidad de contribuir a mejorar la equidad para los que nos precedieron, a los que tanto debemos. Todos, ellos y nosotros, seguiremos muy atentos a lo que suceda con la enmienda número seis. Lo que más deseamos es poder aplaudir la decisión final.

Firmado:

D. Isidoro Ruipérez Cantera.

Presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

Se adhieren a la carta:

- D. Luis Martín Pindado. Presidente de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP)

- D. Virgilio Oñate Mora. Presidente de Seniors Españoles para la Cooperación Técnica (SECOT)

- D. Eduardo Rodríguez Rovira. Presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA)