11/09/2020  (‎1 opiniones)

La SEGG y los protocolos ante posibles rebrotes en residencias de la tercera edad

¿Quieres valorar esta noticia?

Selecciona las estrellas:
 

 

 

El secretario de Estado de Derechos sociales, Ignacio Álvarez, se ha reunido con la Junta de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología a fin de trasladarle distintas peticiones que eviten la propagación del coronavirus por las residencias de la tercera edad.

Tal y como la SEGG ha explicado en su nota de prensa, reforzar la coordinación entre servicios sociales y sanitarios, urgir a que se elaboren planes de contigencia, aumentar la participación de residentes y cuidadores e incrementar el ratio de profesionales son algunas de las cuestiones prioritarias en este momento.

Estas propuestas se le trasladaron al secretario el pasado 4 de septiembre, en una reunión a la que asistieron parte de la Junta de la SEGG, la vicesecretaria general y el presidente, quien agradeció a la Secretaría de Estado la posibilidad de ofrecer la visión especializada para los documentos y protocolos que se trabajan entre el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y las comunidades autónomas. La propia Sociedad Española de Geriatría y Gerontología admite que valoran muy positivamente el trabajo y los documentos realizados hasta el momento y solicitan que se hagan públicas cuanto antes las últimas versiones para garantizar una actuación homogénea.
 
La SEGG considera necesario que debe reforzarse programas de formación para el correcto uso de los EPI (equipos de protección individual), la sectorización de las residencias de mayores y el manejo básico de síndromes geriátricos por parte de los equipos de enfermería. También ha recalcado que ha quedado demostrado que la primera ola de covid-19 afectó gravemente a las residencias geriátricas y que es urgente tomar medidas drásticas para evitar que la segunda ola y las sucesivas puedan volver a ser tan destructivas. Por ejemplo, piden el refuerzo de los equipos de atención primaria para que puedan prestar atención individualizada cuando se detecten casos, el refuerzo de los equipos clínicos de las residencias, una comunicación más estrecha con los servicios de geriatría hospitalarios, etc.

Puede consultarse la nota de prensa completa aquí.