22/09/2015

La tecnología facilita la vida de las personas mayores

El año 2050 habrá 2 000 millones de personas mayores de sesenta años que habrán vivido la mayor parte de su vida, si no toda, manejando los dispositivos que ahora tenemos y los que se inventarán.     

 

Para las personas mayoresde hoy es importante que comiencen a manejarse y aprovechar las ventajas de usar la tecnología que pueden ayudarles a ser más autónomos, comunicarse más con su familia o ayudar en el control de su salud.

 Anciana utilizando una computadora

Es cierto que los avances van más rápido de lo que la gente puede asimilar, sobre todo personas que han vivido en un mundo analógico a las que, además, les cuesta ver las ventajas que estos les aportan. Por eso es necesaria una labor de pedagogía que quite miedos y prevenciones y ayuden a formarse en una tecnología que cada vez tiene un manejo más fácil e intuitivo.

 

Los ordenadores, tabletas y teléfonos son cada vez más fáciles de usar e incluso pueden contar con aplicaciones diseñadas especialmente para personas con discapacidad vidual o auditiva, con problemas de comprensión o, simplemente, que desean que el manejo sea más simple.

 

Para ilustrar que las personas mayores no son reacias a los avances, la empresa Intel ha hecho un estudio que refleja que el 28 % de los adultos latinoamericanos de entre 50 y 65 añosusan tabletas y dispositivos electrónicos de manera habitual y los consideran esenciales en su actividad cotidiana.

 

La tendencia, según Intel, muestra que se está perdiendo el miedo a usar internet o a manejar ordenadores en las personas mayores y que en eso tiene mucho que ver la facilidad de manejo que dan las pantallas táctiles, que ofrecen resultados con un solo movimiento y animan a seguir «trasteando». Además las aplicaciones especiales de salud, comunicación o canales de noticias específicas son un bien acicate.

 

Los ordenadores de sobremesa, con pantallas grandes y sin cables y los portátiles, cada vez más ligeros, son también una ventaja y es la fórmula por la que se decantan el 70 % de las personas mayores de 70 años, según el estudio.

 

Un argumento de peso para convencer a los adultos mayores de las bondades de las nuevas tecnologías es la facilidad para comunicarse con la familia.

 

Las redes sociales y los sistemas de mensajería permiten comunicarse con amigos, hijos y nietos estén en lugar del mundo en el que estén. Es una oportunidad de relación para compartir noticias y acontecimientos familiares que muy pocas personas se resisten a aprovechar, sobre todo cuando aprenden que es fácil y se les enseñan claves para realizar navegaciones seguras. Las personas mayores que usan las redes sociales para compartir con sus seres queridos las novedades se sienten más y mejor conectados y eso repercute en su bienestar psicológico de forma notable.

 

Se hace necesario ofrecer a la tercera edad formación en nuevas tecnologías para que, si así lo desean, puedan aprovechar las ventajas que esta les ofrece. En centros culturales o centros de tercera edad se puede impartir esa formación y en las residencias de mayores es una magnífica oportunidad para abrirse al mundo y no desconectar. Organizar un taller y montar un espacio con ordenadores en la residencia o que los usuarios dispongan de wifi y sitios donde poder escribir un correo, conectarse a las noticias o manejar su cuenta del banco debe ser un servicio que se ofrezca de forma habitual, pues, como se dice un poco más arriba, el mundo va en esa dirección y de manera muy acelerada.


 La imagen es de un programa Danés enfocado en el uso del correo electrónico por parte de personas mayores.