14/09/2015

La tercera edad también usa la banca electrónica

Cada vez más personas mayores utilizan el e-banking  los cajeros automáticos
 
En Europa se prevé un crecimiento del 34 % en el grupo de población mayor de  60 años en las tres décadas próximas. El mundo financiero, y  en concreto la banca, tienen en cuenta este dato y lo combinan con los cambio tecnológicos que van, en muchas ocasiones, a un ritmo más rápido que la capacidad de adaptación de las personas, sobre todo cuando ya se tiene cierta edad.  
 

Sólo el 4% de personas mayores usan banca electrónica


Anciano utilizando cajero automáticoAsí, en la actualidad, sólo el 4 % de las personas mayores usa la banca electrónica y únicamente el 33 % los cajeros automáticos.  Para que las personas mayores se suban al carro de la gestión financiera en línea, la Comisión Europea ha desarrollado el proyecto, Bank4elder, que tiene el objetivo de investigar y desarrollar soluciones que favorezcan el acceso de las personas de la tercera edad a servicios bancarios a través de cajeros, internet, televisión o aplicaciones para teléfonos móviles o tabletas.  
 
En este proyecto se han involucrado varias empresas y entidades: Vector ITC Group, que  se ha encargado del desarrollo de aplicaciones para web y cajeros, el Instituto de biomecánica de Valencia, la empresa alemana de aplicaciones para dispositivos móviles Nuromedia, la empresa italiana de comunicación diseño Digintel y la asociación de universidades de la tercera edad Rutis.  El objetivo es que las personas mayores se puedan desenvolver sin ayuda en cualquier momento y lugar por las diversas plataformas digitales y servicios financieros en línea que ofrece la banca, para ello, es fundamental detectar sus necesidades y adaptar los sistemas a ellos. Para el desarrollo de los productos se han hecho estudios de campo y pruebas de que incluían la presencia y valoración continua de los futuros usuarios que valoraron desde la estética a la accesibilidad, usabilidad y funcionalidad de los servicios bancarios, plataformas y aplicaciones. Una de las grandes apuestas es personalizar cada instrumento tecnológico a las necesidades de cada usuario.
 

Productos electrónicamente accesibles para ancianos

 
Hacer productos electrónicos accesibles para las personas mayores no solo las beneficia a ellas, sino a todos, pues no todos tienen las mismas posibilidades de aprendizaje de las nuevas tecnologías, y cuanto más accesibles sean, más se podrán integrar en una sociedad que tiende a eliminar sucursales y asesores financieros de los que están en los despachos y a potencias el uso de cajeros y asesores virtuales. Pensando, por ejemplo, en las personas que viven en residencias de la tercera edad, que puedan disponer de internet y dispositivos adecuados, con las aplicaciones precisas, puede permitirles una autonomía en el manejo de sus finanzas que de otra manera igual es difícil o tienen que delegar en un tercero, bien por que la sucursal esté lejos, bien por problemas de movilidad..., a cualquier hora y cualquier día podrán consultar sus movimientos en la cuenta, sus recibos...  

En definitiva, las personas mayores pueden subirse al carro del futuro, también al de la banca electrónica y personalizada.  
 
La fotografía corresponde a una noticia publicada en un periódico Chino en 2014 sobre los problemas que tienen algunas personas mayores en ese pais al usar los cajeros automáticos.