05/09/2015

La violencia contra personas mayores, una realidad también en Perú

Hay problemas que forman parte de la vida de las personas mayores que no son agradables, pero que es necesario tratar, pues con su difusión se ayuda en la tarea de atajarlos y concienciar a la sociedad. 

 

En este caso hablamos de Perú, que ha publicado un estudio acerca de la violencia ejercida contra ancianos. No se trata de estigmatizar al país, todo lo contrario, en el nuestro también se sufre esta lacra que de vez en cuando sale a la luz en noticias de sucesos, sin embargo, nos parece relevante y una buena práctica por parte del país andino que se publiquen los datos y por eso los recogemos, por que crea conciencia del problema. 

 

El problema de la violencia contra personas mayores

 

Maltrato a ancianos en PerúEn Perú, en el periodo entre enero de 2014 y abril de 2015, se recogieron 3?092 casos de violencia contra personas mayores, de ellas 2?174 fueron por maltrato psicológico, 852 por maltrato físico, 66 por agresiones sexuales y 136 por abandono. 

 

En ese país las personas de la tercera edad representan casi un 10?% de la población, más de tres millones y se estima que para 2021 sean el doble. Ante este panorama la Defensoría del?Pueblo ha reiterado su petición al Gobierno para que Perú suscriba la Convención Iberoamericana sobre la Protección de los Derechos de las Personas Mayores, aprobada el 15 de junio por la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos. Para hacer presión, además, ha abierto una campaña de adhesión popular a través de firmas en internet. 

 

El defensor del pueblo, Eduardo Vega, considera prioritario que el cuidado a los adultos mayores sea una política integral de estado que implique la ampliación de la cobertura sanitaria de los adultos mayores, que o no tienen, o sufren retrasos y revisiones y pruebas. Además, está la cobertura social y el trabajo, pues más de 40 % de los mayores de 65 años en Perú son jefes de familia. 

 

Menos maltrato en residencias geriátricas que en el entorno familiar

 

En casi todos los estudios que se publican sobre maltrato a personas mayores aparece un dato relevante.  Se producen muchos menos maltratos en residencias de tercera edad que en los domicilios familiares de las personas.  No se trata de una cuestión de bondad sino de preparación y capacidad.  En ocasiones en el entorno familiar una persona se ve en la necesidad de cuidar a alguien que requiere de atención constante con una dedicación tanto física como personal que resulta imposible de asumir si poner en riesgo la propia salud del cuidador.  En circunstancias en que quien cuida no puede dormir lo suficiente ni tener ni ni un momento para sí mismo, pueden aparecer el maltrato lo que podríamos llamar el maltrato del cuidador quemado.  En las residencias geriátricas existen equipos de profesionales, planes de atención y sistemas de funcionamiento que permiten disminuir al máximo los casos de posible maltrato y detectarlos cuando, a pesar de todo se producen.  

 

Relacionando la situación española con la peruana,  en España la crisis ha convertido a muchos ancianos en sustentadores de hijos y nietos.  Algunos, que necesitaban servicios especializados han salido de las residencias de tercera edad por problemas económicos de la familia. Debemos dejar de preocuparnos sólo cuando saltan a los medios noticias como del tipo «Anciano abandonado en una gasolinera» o cuando de forma muy excepcional se detecta precariedad o abandono en una residencia de ancianos ilegal. Tiene más lógica como propugnan en Perú, una política integral que vigile por el bienestar y la dignidad de la vida de las personas mayores, especialmente vulnerables en cuanto a situación económica o cuando presentan dependencia

 

 

Enlaces de referencia: