20/03/2017

Las redes sociales son para la tercera edad

¿Quieres valorar esta noticia?

Selecciona las estrellas:
 

 

 

Lejos de los estereotipos que encasillan a las personas mayores en determinadas actividades e intereses restringidos, la realidad muestra que son mucho más activas y están más interesadas en las nuevas tecnologías y lo que estas les ofrecen de lo que parece a la sociedad en general.

Varios estudios recientes muestran una imagen de la tercera edad conectada a las redes sociales y aficionada a juegos en línea, incluso con sus propios canales en YouTube.

Según datos de Eurostat, el número de usuarios de internet en la franja de entre 55 y 74 ha aumentado en un 96 % tanto para usos prácticos de comunicación o búsqueda de datos, como lúdicos. Y no solo es que se incorporen al mundo digital, sino que también son grandes usuarios.

Anciano usando las redes socialesTambién en el informe Sociedad de la Información en España 2016 (SIE 16), publicado por la Fundación Telefónica, se hace referencia al uso intensivo de internet por parte de personas mayores de 65 años, que manejan no solo teléfonos inteligentes, sino también tabletas, siendo este dispositivo un elemento determinante en el cierre de la brecha digital generacional.

Internet es un elemento integrador y de participación generalizada desde hace ya tiempo y su uso por parte de los mayores seguramente se debe a que las generaciones que se van jubilando ya llevan unos años de vida laboral en los que la red es una manera común de trabajar y relacionarse.

El fenómeno de las redes sociales es bastante más reciente, aún así, cada vez se incorporan a su uso más personas mayores que las ven como una manera ágil y divertida de relacionarse o distraerse. Normalmente, la familia o los amigos son lo que enganchan a las personas mayores a aplicaciones como Facebook, WhatsApp o Skype, que permiten el contacto en vivo entre quienes viven en zonas alejadas o en residencias geriátricas, más difícil es a redes con presencia muy mayoritaria de personas jóvenes, como Snapchat.

En YouTube, su uso por parte de personas mayores es muy frecuente y tres de cada cuatro suelen conectarse para buscar consejos, manualidades, recetas, tutoriales y juegos, fundamentalmente. Algunos incluso han alcanzado cierto éxito como youtubers.

Algunos ejemplos son Juan José Cañas que con 80 años tiene más de 16000 suscriptores en su cuenta de YouTube Atrapatuabuelo, en el que habla de sus viajes y experiencias para contárselo a sus nietos. En otros países también es habitual que personas mayores tengan sus canales no solo de experiencias y consejos, sino también como jugadores de videojuegos, como la británica Shirley Curry de 79 años con su canal Grandma Shirley, que comparte sus experiencias con jugadores de su generación.

A ver cuándo tendremos al primer youtuber mayor que viva en una residencia de tercera edad y nos retransmita su vida.  Sin duda tendría seguidores.