06/11/2008

LOS CUIDADORES DE ALZHEIMER TIENDEN A DEPRIMIRSE MÁS

CUIDAR ENFERMOS DE ALZHEIMER AUMENTA EL RIESGO DE SUFRIR DEMENCIA

Una investigación sobre los cuidadores de personas con demencia consiguió el Primer Premio Caja Madrid de Investigación Social 2007 dedicado a la dependencia. Se trata de un trabajo realizado por un equipo de investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos, que da a conocer datos reveladores de la situación que viven los cuidadores informales en España. Datos como el que afirma que más de la mitad de estos cuidadores presenta alguna sintomatología psiquiátrica.

Los autores premiados son Andrés Losada Baltar, Cecilia Peñacoba Puente, María Márquez González, Ricardo Moreno Rodríguez, Margarita Cigarán Méndez y Mª Luisa Fernández Sánchez. El galardón está dotado con 35.000 euros, más el compromiso por parte de Obra Social Caja Madrid de publicar su investigación. Un trabajo que dibuja el perfil del cuidador y describe los riesgos que conlleva esta actividad, pues asegura que un cuidador tiene un 10% más de posibilidades de enfermar que un no cuidador, un 23% más de estrés y un mayor riesgo de infecciones, pues genera un 15% menos de anticuerpos.

La Obra Social Caja Madrid acaba de publicar dentro de su colección de Premios de Investigación Social las conclusiones del informe "Cuidar cuidándose" título dle estudio premiado, según las cuales, ell 60% de los cuidadores de enfermos de alzhéimer u otras demencias similares corre el riesgo de padecer una depresión clínica, frente al riesgo del 15% entre la población no cuidadora.

Otras conclusiones son:

  • Más del 60% de los cuidadores familiares de enfermos con demencias ve afectada su vida laboral y más del 80%, su vida familiar y social. El 55%, también su salud.
  • Un cuidador tiene un 10% más de posibilidades de enfermar que un no cuidador; un 23% más de estrés y más riesgo de infecciones, pues genera un 15% menos de anticuerpos, señala el trabajo.
  • El perfil del cuidador es el de una mujer (en el 84% de los casos), hija de la persona dependiente a su cuidado (57%), con una edad media de 58 años y que dedica más de 12 horas diarias a esta actividad. Además, lleva más de 54 meses realizando este cuidado.
  • Entre 2l 20 y el 50% de los cuidadores reconoce haberse planteado y comentado con familiares la posibilidad de dejar al enfermo en manos de una institución.
  • Los recursos más utilizados son el centro de día, en más de un 40% de los casos, y la atención domiciliaria y la ayuda de asociaciones, con un 20% de los casos cada una de ellas.
  • Los recursos menos requeridos son el servicio de estancia nocturna, que usa un 1%, y las ayudas económicas y estancias temporales, con un 6% cada uno.

Después de leer estas conclusiones que recoge Servimedia en Eco Diario cabe preguntarse si el sistema de atención a la dependencia, que está dando muchas más ayudas para el cuidador no profeisonal que para residencias o atención domiciliaria, está actuando bien