08/12/2015

Los premios Boolino de literatura infantil tiene como protagonistas a dos abuelos muy especiales

Boolino, una plataforma de recomendación de lectura infantil y juvenil tanto para los padres como para los lectores más pequeños, que al mismo tiempo funciona como librería en línea.

Boolino convoca además junto con la agencia literaria IMC un premio para escritores noveles en las categorías de álbum ilustrado infantil y narrativa infantil www.premiosboolino.org. En este premio colaboran dos importantes editoriales: Ediciones B, que publica el libro premiado en la categoría de narrativa infantil de 7 a 12 años en B de Block, y Penguin Random House, que publica el álbum ilustrado es su sello infantil Beascoa. Los premios están dotados cada uno con 3 000 euros y a esta convocatoria se han presentado 262 originales.

En esta edición dos abuelos han sido los personajes protagonistas triunfadores en las dos categorías, dos abuelos muy especiales.

Mi super abuelaMi superabuela es el álbum ilustrado ganador para niños de 3 a 6 años. La entrañable y fantástica relación de la abuela con su nieta, a la que cuida, le cuenta cuentos y en definitiva es un homenaje a esas abuelas llenas de amor por sus nietos para los que son superheroínas. La autora, Marta Cunil, se inspiro en su propia abuela para crear este divertido y fantástico personaje.

Entre todas las estrellas es el relato ganador de novela infantil. Tiene elementos de magia y fantasía donde cuatro chicos y chicas dejan la infancia y entran en la adolescencia. Mientras miran las estrellas cada uno explica su vida hasta que al final acaba apareciendo un elemento sobrenatural vinculado al abuelo de cada uno. Cristina Alfonso Ibañez es la autora de esta novela y ella también miraba las estrellas con su abuelo.

Es magnífico los abuelos y con ellos por extensión todas las personas mayores sean protagonistas de los relatos que se ofrecen a los nuevos lectores. La imagen positiva y de complicidad generacional es una valiosa referencia para que los niños crezcan con una visión positiva de la tercera edad, como apoyo y fuente de conocimientos. No todos los niños pueden tener cerca de sus abuelos, por estar lejos, por vivir en una residencia para mayores y eso condicionar las visitas o porque ya no están con ellos, para ellos estas lecturas son una visión positiva y para quienes tiene la fortuna de tenerlos cerca, un enriquecimiento.

Desde Inforesidencias proponemos que estos dos libros y otros con historias de abuelos sean lecturas compartidas de las personas mayores y los pequeños, que en casa o cuando se acerquen de visita a la residencia, los abuelos lean a los nietos o a otros pequeños estas historias, serán ratos enriquecedores e inolvidables para grandes y pequeños.