31/07/2015

Los robots pronto podrán cuidar a ancianos y mayores dependientes

Toyota está desarrollando una máquina que tiene el objetivo de ayudar a las personas de la tercera edad y con discapacidad a vivir de forma independiente. Se llama Robot de Asistencia a Humanos (HSR son sus siglas en inglés) y es la respuesta de esta compañía ante la creciente demanda de asistencia geriátrica de largo plazo en países con una alta tasa de población anciana como Japón.  La compañía ha fundado junto con una serie de centros de investigación la comunidad de desarrolladores del HSR.
 
Robot asistente de personas ancianas dependientesGracias a un cuerpo maniobrable, compacto y ligero, y a un brazo plegable, el robot puede recoger objetos del suelo o de un estante, así como realizar muchas otras tareas que pueden resultar difíciles para un anciano. Puede ser controlado de forma manual o a distancia por terceras personas. Este prototipo, que lleva desarrollándose desde el año 2012, ha ido incorporando mejoras gracias a las aportaciones de personas mayores, pacientes y profesionales sanitarios. La compañía Toyota prestará robots a organizaciones colaboradoras en Japón, sobre todo a universidades, centros de investigación y empresas, que luego compartirán sus avances en el desarrollo del software y los conocimientos que vayan adquiriendo con la comunidad.
 
Los proyectos de investigación durarán al menos otros dos años, aunque ya hay varias comunidades que han pedido sumarse al proyecto en 2016. El robot, además, ya ha sido presentado en varias ferias de informática y robótica. Según la web de la compañía: La División de Robots Asistentes de Toyota se creó en 2005 para trabajar en el desarrollo de robots que convivan en armonía con las personas y les ayuden en sus actividades y su movilidad.
 
Toyota ve a sus robots asistentes como máquinas útiles, capaces e inteligentes. El desarrollo de robots asistentes avanza en cuatro ámbitos distintos: enfermería y atención sanitaria, transporte personal de corta distancia, fabricación y asistencia doméstica». Esperamos que este tipo de ayudas técnicas, que son de enorme utilidad tanto en el hogar, como en residencias de la tercera edad o en centros asistenciales, pronto empiecen a generalizarse y empiecen a hacer la vida de las personas mayores más cómoda e independiente.
Ampliar la información en la web de Toyota