18/01/2012

MATAR AL MENSAJERO: DESPEDIDO JOSÉ MANUEL RAMÍREZ NAVARRO

Si hay un grupo de personas que han sabido sacar los colores a las administraciones públicas por su escaso éxito en la redacción y aplicación de la Ley de Dependencia, éstos están siendo los miembros de la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales.  Desde una perspectiva de defensa de los servicios públicos e intentando siempre contrastar los datos que ofrecen las propias administraciones, esta Asociación ha ido redactando sus "informes del Observatorio de la Dependencia" en los que han puntuado a las diferentes comunidades autónomas según unos criterios de aplicación de la Ley.  Estos informes siempre han tenido mucha repercusión mediática y, aunque han recibido críticas, casi todo el mundo está de acuerdo de que son el observatorio independiente más riguroso que existe actualmente en lo que a dependencia se refiere.

Ahora no es noticia uno de sus informes sino el que el presidente de la Asociación, José Manuel Ramírez Navarro haya sido despedido de su trabajo en el Ayuntamiento de Marbella.

Desde Inforesidencias.com no compartimos todas las opiniones de la Asociación y, en ocasiones hemos criticado alguno de sus posicionamientos, no obstante creemos que en democracia es muy positivo que existan voces disonantes, especialmente si son documentadas, con las que poder estar de acuerdo o discrepar.  No creemos que "matar al mensajero" sea nunca la mejor opción.

Esta es la nota que nos han hecho llegar desde la Asociación: 

LA ASOCIACIÓN ESTATAL DE DIRECTORAS Y GERENTES DE SERVICIOS SOCIALES INDIGNADA POR EL DESPIDO LABORAL DE SU PRESIDENTE, D. JOSÉ MANUEL RAMÍREZ NAVARRO

 La Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales quiere hacer pública su indignación por el despido (amortización del puesto –el único entre más de tres mil) de José Manuel Ramírez Navarro, presidente de esta Asociación y laboral fijo del Ayuntamiento de Marbella con más de 18 años de antigüedad…

Este hecho podría ser visto como conflicto entre trabajador y empresario sujeto a dicho ámbito, si no fuera porque existen fundadas razones que nos llevan a pensar que se ha podido tratar de una persecución sistemática y programada vinculada, en todo o en parte, a las actividades y opiniones de la propia Asociación, cuyo portavoz es el Sr Ramírez.

La apresurada modificación del catálogo de puestos de trabajo del Organismo Autónomo Local Marbella Solidaria, que extingue el puesto de Director Técnico ocupado por José Manuel Ramírez Navarro, se ha de calificar como una arbitraria y torticera maniobra para proceder a un despido cuyas verdaderas motivaciones no parecen ser de índole laboral. Así:

  • No puede aducirse un reajuste de plantilla, ya que es el único trabajador fijo que ha sido despedido en el Organismo Autónomo Local y en el propio Ayuntamiento de Marbella. El resto de trabajadores han sido incorporados y reubicados en la estructura municipal.
  • Se trata del trabajador con más antigüedad de la plantilla, más de 18 años, e impulsor del propio Organismo Autónomo Local.
  • No puede tratarse de motivos económicos o de ahorro, pues la incorporación del resto de trabajadores a la estructura municipal ha llevado aparejada la reclasificación de varios de ellos (seis jefaturas de unidad) con el consiguiente incremento salarial.
  • Resulta imposible poner en duda la cualificación profesional de D. José Manuel Ramírez, siendo un profesional del Trabajo Social y de la Gerencia de Servicios Sociales con prestigio de alcance nacional. En 18 años de trabajo no ha tenido ninguna baja laboral, ni amonestación alguna. En todas y cada una de las fiscalizaciones realizadas al Ayuntamiento de Marbella (posiblemente el más investigado de España), por el Tribunal de Cuentas Español, se ha acreditado la transparencia y limpieza en la gestión realizada en el Organismo Autónomo cuya dirección técnica asumía.
  • Esos 18 años al servicio del Ayuntamiento de Marbella avalan esta capacidad y buen hacer profesional, creando, organizando y dirigiendo la mejor red municipal de centros y servicios de atención a drogodependientes de Andalucía (ahora desmantelada), habiendo conseguido siempre la unanimidad del Pleno Municipal, en todas y cada una de las decisiones adoptadas para dicho Organismo.

D. José Manuel Ramírez lleva sufriendo más de tres años aislamiento y hostigamiento por parte de los responsables municipales, destinado a dependencias sin las más elementales condiciones, separado del resto de la plantilla, sin ser convocado a reunión alguna y privado de todo cometido acorde a su puesto de Director Técnico. Inmerso en varios procesos judiciales, recientemente la Inspección de Trabajo, ha sancionado al Ayuntamiento de Marbella por "falta MUY GRAVE por los actos del empresario que fueren contrarios a (…) la consideración debida a la dignidad de los trabajadores”.

El mismísimo Defensor del Pueblo Andaluz consideró que la actuación municipal: "merece el reproche moral abierto y sin ambages de esta Institución… y recomendar el cese de los comportamientos hostiles hacia esa persona, y ello a pesar de tratarse de un empleado público sin tacha alguna en su carrera administrativa, y si en cambio una acreditada y reconocida valía profesional en la temática de servicios sociales y dependencia circunstancias que le hacen acreedor del máximo respeto y consideración”; efectuando la siguiente recomendación a la Alcaldía del Ayuntamiento de Marbella: "Que con carácter inmediato se cursen las órdenes precisas en orden a preservar el derecho a la dignidad y la integridad moral del empleado público…”

Lejos de atender la recomendación del Defensor del Pueblo Andaluz, el Ayuntamiento siguió manteniendo y agravando su situación, dando lugar a que la salud física y psíquica de esta persona se haya ido resintiendo.

Finalmente, en una actuación que solo puede calificarse de cruel ensañamiento, un mes antes del despido, se le denegó la compatibilidad para poder optar a plaza de profesor asociado de Universidad de Málaga, algo realmente excepcional en la Administración.

Solo queda pensar que todo este hostigamiento ha de estar relacionado con la comprometida y reconocida labor en defensa de los derechos de las personas y del sistema público de servicios sociales y con las denuncias de incumplimiento de algunas administraciones que como presidente y portavoz de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, fuera del ámbito laboral, lleva a cabo el Sr. Ramírez. En más de una ocasión nuestros análisis, comprometidos con la verdad, en concreto sobre la marcha de la Ley de Dependencia, nos han supuesto recibir veladas amenazas por parte responsables políticos de diferente signo, alguna de estas "recomendaciones” se produjo casualmente inmediatamente antes del inicio del