20/09/2013

MILES DE MAYORES ALEMANES VAN A RESIDENICIAS DE POLONIA

Mientras en la parte meridional de Europa miramos a Alemania con un sentimiento mezcla entre admiración y envidia por su fortaleza económica. De vez en cuando alguien intenta demostrar que no es oro todo lo que reluce.

Mujer mayor alemanaAdemás de noticias en las que aparece que la baja tasa de paro en el país germano convive con verdaderas situaciones de subempleo (planteándose si es mejor que una persona esté en el paro o con un trabajo poco pagado y manteniendo una parte de la prestación por desempleo), ahora hemos sabido que miles de alemanes optan por gastar sus prestaciones de dependencia acudiendo a residencias de Polonia, Chequia o Grecia debido a que con lo que cobran no pueden pagar una residencia alemana.

Según informa El Economista, las residencias de Alemania tienen un precio medio de 3.250 Euros al mes mientras que en Polonia éste es de 1.200.

"Por casi un tercio de lo que pagaba en Alemania, Sonja vive en una centenaria villa de lujo restaurada donde disfruta de buenas comidas, atención las 24 horas del día y terapia física intensiva", podemos leer en la noticia refiriéndose a una de esas personas.

¿Es bueno que esto esté pasando?

Con toda seguridad es bueno para las residencias polacas que están acogiendo a estos ciudadanos alemanes y para la economía polaca.

¿Nadie ve en esta situación una oportunidad para el sector geroasitencial Español?

Durante años, sobre todo en los viajes geroasistenciales que ha organizado Inforesidencias.com a Alemania, Holanda, Francia y Suecia, un anhelo de los empresarios de residencias españolas ha sido el de acoger a residentes "del norte" ofreciéndoles un servicio de calidad a precios competitivos.

Si la noticia que difunde el Economísta, originada en Bloomberg (donde le llamaron "Alemania Exporta a su abuela a Polonia").

La clave para fomentar la llegada de Alemanes está en una frase que aparece en la noticia de Bloomberg según la cual:

"El seguro público de dependencia paga € 1.550 al mes a los ciudadanos alemanes que necesitan el más alto nivel de atención. Eso es menos de la mitad de la factura mensual promedio de 3.250 euros por cuidado dentro de Alemania. Los hogares de ancianos en Polonia son el cuidado de marketing que en algunos casos puede ser similar o mejor a unos 1.200 euros mensuales. El gobierno alemán va a pagar hasta 700 euros para la atención en residencias en el extranjero".

Cuando leemos están noticia pensamos, alguno de ellos podría pensar en buscar residencia de tercera edad en España.