02/03/2010

MINISTERIO Y CCAA APUESTAN POR LA COORDINACIÓN SOCIOSANITARIA

Según hemos leído en la web del Ministerio de Sanidad, las CCAA y este Ministerio se pondrán de acuerdo para redactar un Libro Blanco de coordinación sociosanitaria.  Esperemos que el documento salga adelante y trate temas como la atención sanitaria de los residentes (incluido el sueldo de los médicos, enfermeras o fisioterapeutas).

Esta es la información aparecida:

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha presidido esta mañana en el Ministerio la primera Conferencia interterritorial de consejeros de Sanidad y de Política Social. El objetivo de esta reunión ha sido hacer una primera reflexión con las distintas administraciones para establecer los canales de coordinación necesarios entre dos de los pilares del Estado de Bienestar: el sistema sanitario y el sistema de apoyo social.

La ministra ha manifestado en muchas ocasiones la necesidad de coordinación entre el sistema sanitario y el sistema de apoyo social que dé una respuesta eficaz a las nuevas demandas de los ciudadanos provocadas por los importantes cambios demográficos de la sociedad.

En la actualidad, el envejecimiento progresivo de la población y la cronificación de las enfermedades como consecuencia de los avances médicos están produciendo un aumento en la esperanza de vida pero también un incremento de las personas en situación de dependencia. Esto exige una respuesta decidida por parte de las administraciones tanto en el ámbito sanitario como de apoyo social. Esta cuestión está siendo abordada por las  CCAA con distintas iniciativas.

Libro Blanco

En este contexto, la ministra de Sanidad y Política Social ha propuesto a los consejeros la elaboración de un Libro Blanco para la coordinación del sistema sanitario y el sistema de dependencia. Este documento, que sería realizado por una comisión institucional con representantes de todas las autonomías, recogería las líneas estratégicas necesarias para establecer una coordinación eficaz, así como las buenas prácticas y las experiencias que se están llevando a cabo en las  CCAA y que servirían como modelo para su generalización. Para ello se pretende aprovechar iniciativas que ya están en marcha y que se están desarrollando con éxito. El Libro Blanco deberá estar finalizado en enero de 2011.

 

En el contexto de la Ley de Dependencia, la ministra y los consejeros coinciden en la necesidad de aprobar el informe de salud prescriptivo para la valoración de las personas dependientes. El objetivo de esa revisión sería mejorar y hacer más completo desde el punto de vista sanitario dicho informe para facilitar una valoración más ajustada a las necesidades reales de los pacientes y prestar así una asistencia de más calidad.