23/04/2014

MIRANDO AL EXTERIOR: EN CHEQUIA NECESITAN MUCHAS MÁS RESIDENCIAS GERIÁTRICA


 

No tenemos aquí un problema de oferta sino de demanda.  Por un lado, muchos potenciales usuarios privados no pueden pagar el precio de una residencia de tercera edad privada pero, por el otro, las administraciones, tampoco encuentran el dinero para que los que tienen derecho a ingresar puedan hacerlo.

 

En Chequia, según leemos en un medio local, la situación es totalmente diferente:

 

Residencia de ancianos en la república checa

En la República Checa vive 1,5 millones de personas mayores de 65 años, es decir, el 15% de su población. De ellos casi 350.000 no pueden valerse del todo por sí mismos y necesitan asistencia. Sin embargo las plazas ofrecidas por las residencias de ancianos públicas, y por tanto a un precio módico, son alrededor de 39.000. A estas hay que sumar la capacidad para ancianos que necesitan atención especial, los enfermos de alzhéimer, por ejemplo, que asciende a las 12.500 plazas.

 

Los números hablan por sí solos: el servicio público para la atención de ancianos en la República Checa no consigue abarcar las necesidades de la población, y las listas de espera duplican y hasta triplican las plazas ofrecidas por cada centro. En muchas ocasiones es necesario solicitar el ingreso con antelación, y esperar una cantidad indeterminada de tiempo si se desea un tipo de habitación específico. De acuerdo con Iva Holmerová, directora de uno de estos centros geriátricos, se trata de un problema financiero que viene de largo.

Leer más en Radio.cz