31/01/2008

MIRANDO AL EXTERIOR: MAYORES EN SINGAPUR

LOS MAYORES EN SINGAPUR

 

Noticia original

Medidas para mejorar las posibilidades laborales y la seguridad económica de la tercera edad, para hacer más asequible la atención sanitaria y para impulsar los ambientes accesibles y exentos de obstáculos para los ancianos son algunos de los logros del Comité Ministerial sobre Envejecimiento en 2007.

Establecido en marzo del año pasado, el nuevo comité tiene cuatro objetivos principales en relación con la tercera edad: mejorar sus posibilidades laborales y su seguridad económica, ofrecerles una atención sanitaria integral y asequible, permitir el envejecimiento en el lugar de residencia y promover el " envejecimiento activo" para facilitar la integración en la sociedad de los ciudadanos de la tercera edad.

Se ha logrado avanzar en estos puntos estratégicos y otras 39 recomendaciones se seguirán implementando este año.

Como ejemplo, el programa de Salario Suplementario para trabajadores de edad avanzada con ingresos reducidos, anunciado en el presupuesto del año pasado, forma parte de un plan a gran escala para conseguir que los singapurenses trabajen más años.

El programa, que complementa el salario de los trabajadores con tasas de contribución al Fondo Previsor Central (CPF, siglas en inglés) escasas, es una de las razones gracias a las cuales ha aumentado el número de ancianos singapurenses ocupados, señaló el comité en su informe.

Hasta junio del año pasado, un 56,2 por ciento de la población de entre 55 y 64 años tenía un empleo, 2,5 puntos porcentuales más que el año anterior. El gobierno estaría considerando posponer la edad de jubilación de los 62 años actuales a los 67.

Singapur ha mostrado una gran preocupación en los últimos años por las cuestiones relacionadas con la tercera edad, puesto que la ciudad estado cuenta con una de las poblaciones con ritmo de envejecimiento más rápido del mundo. En 2030, uno de cada cinco residentes tendrá 65 años o más, en comparación con el porcentaje actual, uno de cada doce.

Otra de las sugerencias que figuran en el calendario es conseguir que todos los edificios públicos eliminen sus barreras arquitectónicas. En noviembre del año pasado, 122 recintos ya eliminaron todos sus obstáculos, y se espera que se culmine el proceso en 2011.

Como otra medida, el año pasado, el gobierno complementó las cuentas de los ciudadanos de más de 50 años de edad con cantidades entre los 67 y los 333 dólares singapurenses (47 y 233 dólares USA) , práctica que se seguirá llevando a cabo los próximos tres años.

El consejo para la Tercera Edad se estableció el año pasado para premiar a los ancianos activos y destinará alrededor de 14 millones de dólares USA a la promoción de proyectos relacionados con la tercera edad a nivel de comunidades.