08/01/2013

PALIANDO LOS ATRASOS BUROCRÁTICOS DE LA DEPENDENCIA

La Fundación Ruralcaja y Novaire han llegado a un acuerdo de colaboración mediante el cual las personas mayores que necesiten ingresar en un centro Novaire y no dispongan de los recursos económicos suficientes para cubrir el precio de la plaza de forma privada, podrán ingresar a un precio asequible hasta que la Conselleria de Bienestar Social le conceda la plaza pública. Igualmente la Fundación Ruralcaja colaborará en los dos próximos años en proyectos de Novaire como el de Miradas Cómplices, cuyo objetivo es cambiar la imagen de las personas mayores en la sociedad por otra más justa y objetiva.

Ruralcaja y Novaire firman acuerdo 

La situación de crisis actual ha hecho que la Fundación Ruralcaja y Novaire crearan este recurso que sirva de puente a los mayores que se encuentran en sus domicilios esperando que resuelvan su expediente de dependencia y cuya situación sociosanitaria aconseja el ingreso en centro residencial.

 

Podrán disfrutar de estas ayudas aquellos mayores de las localidades de Alicante, Elche, San Vicente, El Campello, Santa Pola, Elda, Alcoy, Cocentaina y Vila-real, localidades donde Novaire tiene el total de sus once centros residenciales y otros tantos de centro de día. Las ayudas económicas irán destinadas a ambos recursos y hará que el usuario pueda asumir el coste de la estancia en Novaire.

 

El programa entrará en funcionamiento el próximo 14 de enero de 2013, con plazas limitadas pero que se irán manteniendo durante los dos próximos años.

 

Los requisitos para obtener una ayuda para financiar estas estancias serán:

  • Tener el grado de dependencia necesario para las ayudas de dependencia y que éste se haya reconocido por la Conselleria de Bienestar Social.
  • Carecer de ingresos económicos mensuales suficientes para el pago de la plaza privada.
  • No estar atendido por ningún recurso profesional.

 

Toda la información se podrá ampliar a través de las trabajadoras sociales de los centros Novaire, previa cita. La concesión de las ayudas correrá a cargo de una comisión técnica formada por trabajadoras sociales y directivos de Novaire, quedando la Fundación Ruralcaja ajena a las gestiones de adjudicación de ayudas.

 

Según el director general de Novaire, D. Guillermo Bell, “este programa de ayudas supone para nosotros un esfuerzo más para que los mayores puedan disfrutar de un recurso de primera calidad. Y además seguimos innovando para ofrecer soluciones que tengan una repercusión real en las personas mayores y sus familias y puedan hacer frente a la situación de crisis”

 

Por otro lado el presidente de la fundación Ruralcaja Alicante, D. Raúl Lafuente Sánchez ha señalado que “la Fundación Ruralcaja plasma en este acuerdo con Novaire su voluntad solidaria con las personas mayores que más lo necesitan en estos momentos. Nuestra entidad no puede quedar al margen de la realidad actual y estamos actuando en consecuencia, ayudando a los sectores más desfavorecidos”