12/01/2007

PERSONALIA GESTIONA LA INFORMACIÓN DE CALIDAD EN MADRID



El Servicio de Información, Asesoramiento y Control de Calidad (SIACC) que gestiona PERSONALIA en el Ayuntamiento de Madrid es un ejemplo la importancia que de llevar a cabo evaluaciones eficaces de la calidad de un servicio Público,como la Teleasistencia. Durante los próximos años veremos un amplio desarrollo de todos los servicios incorporados en la cartera de prestaciones de la Ley, pero también será importante que se establezcan instrumentos de análisis y evaluación de los niveles de calidad percibidos por los ciudadanos como es el caso de esta iniciativa en el Ayuntamiento de Madrid.

El día a día del SIACC ha demostrado que es posible evaluar eficazmente la calidad de un servicio público como la teleasistencia y que este sistema de control asegure el mantenimiento, por parte de las empresas, de sus compromisos asistenciales y sea garantía de un mejor servicio con el consigiente incremento del nivel de satisfacción entre la población.

Este sistema comenzó a funcionar en Abril de 2005 con el objetivo de supervisar el funcionamiento de los servicios muinicipales de teleasistencia, sondear el nivel de satisfacción de sus usuarios y comprobar el cumplimiento de los compromisos adquiridos por las empresas adjudicatarias en la prestación de la teleasistencia. El SIACC es pionero en la prestación de este tipo de servicios y permite dar a conocer los servicios sociales municipales, vela por la calidad y trasparencia de los servicios públicos, contribuye a la profesionalización del sector y permite un control del gasto público.

La entidad para la que se presta el servicio recibe cada mes un informe mensual en el que se refleja el nivel de cumplimiento de los compromisos adquiridos en las diferentes fases del servicio y su evolución, se comparan los resultados entre las entidades adjudicatarias y se verifica la ejecución de medidas reparadoras ante los incumplimientos, acompañándose de una propuesta que sugiere acciones preventivas.

El acierto de este sistema de evaluación, nuevamente pone de manifiesto que el modelo que debe imperar en la gestión de Servicios Públicos es claro: Provisión Pública, Prestación Privada. Bajo este esquema las Administraciones Públicas son las responsables de detectar y canalizar las necesidades de los ciudadanos para que sean empresas adjudicatarias las que presten el servicio bajo la supervisión posterior, nuevamente, de la Administración ya sea directamente ya sea, como en el caso del Ayuntamiento de Madrid, a través de otra entidad adjudicada para tal labor.