20/06/2016

Petición de revisión del IVA en servicios que afectan directamente a las personas mayores

La Fundación Edad&Vida es una entidad que tiene como misión la mejora, promoción e innovación en la calidad de vida de las personas mayores.

La Fundación en Madrid una nueva edición de sus Mesas de Diálogo, centrada en esta ocasión en el «Impacto del IVA y la fiscalidad en la economía de las personas mayores», interesante ponencias que se pueden descargar en el siguiente enlace

La Fundación ha reclamado al Gobierno una revisión de los tipos impositivos de IVA para determinados productos y servicios, como los servicios de atención a la dependencia (residencias de tercera edad, centros de día, servicios de ayuda a domicilio), los servicios funerarios o los productos sanitarios, muy consumidos por personas en situación de dependencia o enfermos crónicos.

Presidente de Edad y Vida

El encuentro, celebrado en la sede de ESADE y organizado con el apoyo de DKV Seguros, ha sido inaugurado por el presidente de la Fundación Edad&Vida, Eduardo R. Rovira; el director general de Seguros Generales y Vida de DKV Seguros y Ergo Seguros, Juanjo Mulero, y el director de Relaciones Institucionales de ESADE, José María de la Villa.
En su intervención, Eduardo R. Rovira ha asegurado que el IVA, al tratarse de un impuesto indirecto al consumo, no tiene en cuenta las circunstancias personales y familiares de cada individuo, lo que supone un efecto negativo directo en la economía de las personas mayores, principales consumidores de productos y servicios sanitarios.


Para paliar estos efectos se proponen medidas e incentivos fiscales, como considerar los servicios de atención a la dependencia (centros residenciales para personas mayores, centros de día, teleasistencia y servicios de atención a domicilio) como servicios de primera necesidad y, como tales, establecer para ellos un tipo de IVA superreducido del 4 %. En este sentido, se incidió en que las personas mayores, debido al envejecimiento de la población son un colectivo en aumento y que para afrontar sus necesidades con calidad deben tener capacidad económica suficiente.

Por su parte, Juanjo Mulero expresó la necesidad de que el impuesto se replantee ante hechos inevitables, como un fallecimiento, que no puede estar penalizado con el mismo IVA que servicios que no son imprescindibles.

Al acto de clausura acudió el subdirector general de Impuestos sobre el Consumo de la Dirección General de Tributos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Ricardo Álvarez, quien, a pesar de ver «complicada» una rebaja de los tipos impositivos, no ha descartado la posibilidad futura de una mayor flexibilidad en el sistema tributario que permita «garantizar la calidad de vida de los mayores y el mantenimiento de la Seguridad Social y las pensiones».

En la fotografía el presidente de Edad y Vida, Eduardo Rodríguez Rovira

Enlace al blog de Josep de Martí sobre IVA