29/04/2013

POCAS PERSONAS SON PREVISORAS ANTE UNA FUTURA SITUACIÓN DE DEPENDENCIA

Sólo un tercio de quienes actualmente están cuidando de personas que no pueden valerse por sí mismas se está preparando por si las ayudas públicas desaparecen o menguan, aunque ambos colectivos tienen "asumido" que en el futuro habrán de pagar por la atención sociosanitaria.

Logotipo de la Unión Democrática de PensionistasAsí aparece recogido en el estudio 'Análisis predictivo y escenarios en la atención sociosanitaria en España: Horizonte 2022' editado por la Universidad Europea de Madrid que han elaborado Julio Sánchez Fierro y José María Sansegundo, y que ha sido presentado en Madrid por parte del director General de la Fundación AstraZeneca, Federico Plaza.

Según la nota de prensa que hemos recibido de la Unión Democrática de Pensionistas (UDP)  "La dependencia es una cuestión de vital importancia para la sociedad española y se entiende que terminará siendo un problema mayor en el futuro porque se cree que los servicios públicos no podrán cubrirlo adecuadamente y que no habrá recursos suficientes para abordarlo, por lo que la gente asume que habrá que buscar vías de financiación adicional (...) y pese a que nadie parece dispuesto a pagar más impuestos, saben que habrá que pagar algo y creen que merece la pena hacer el esfuerzo", ha señalado Sansegundo, resumiendo las conclusiones del estudio.


   En este sentido, el 98,3 por ciento de los cuidadores entrevistados están mucho o bastante preocupados por la posibilidad de que en el futuro pueda darse una carencia o insuficiencia de servicios públicos para la dependencia, preocupación que comparten el 96,8 por ciento de las personas que hoy tienen más de 55 años, según los resultados de la encuesta.

Estos datos tienen especial relevancia si pensamos en las personas dependientes que han solicitado o necesitan recibir servicios de residencia para personas mayores, centros de día, ayuda a domicilio (SAD) o personas ancianas que sufren algún tipo de afección degenerativa como el Alzheimer, que sabemos, se incrementarán en el futuro.

   Ante esta perspectiva, hay quien ya está tomando medidas, fundamentalmente de ahorro, y quien de momento, "no ha movido los pies". "No somos suficientemente conscientes del problema", opina Sansegundo, para quien la atención sanitaria no puede entenderse como una responsabilidad exclusiva del Estado, ya que "es clave, pero el Estado sólo no llega". "Venimos de una cultura de cobertura, aunque empezamos a ver que el Estado no podrá cubrirlo", ha añadido.

 "La dependencia es una cuestión de vital importancia para la sociedad española y se entiende que terminará siendo un problema mayor en el futuro porque se cree que los servicios públicos no podrán cubrirlo adecuadamente y que no habrá recursos suficientes para abordarlo, por lo que la gente asume que habrá que buscar vías de financiación adicional (...) y pese a que nadie parece dispuesto a pagar más impuestos, saben que habrá que pagar algo y creen que merece la pena hacer el esfuerzo", ha señalado Sansegundo, resumiendo las conclusiones del estudio.
   En este sentido, el 98,3 por ciento de los cuidadores entrevistados están mucho o bastante preocupados por la posibilidad de que en el futuro pueda darse una carencia o insuficiencia de servicios públicos para la dependencia, preocupación que comparten el 96,8 por ciento de las personas que hoy tienen más de 55 años, según lso resultados de la encuesta.
   Ante esta perspectiva, hay quien ya está tomando medidas, fundamentalmente de ahorro, y quien de momento, "no ha movido los pies". "No somos suficientemente conscientes del problema", opina Sansegundo, para quien la atención sanitaria no puede entenderse como una responsabilidad exclusiva del Estado, ya que "es clave, pero el Estado sólo no llega". "Venimos de una cultura de cobertura, aunque empezamos a ver que el Estado no podrá cubrirlo", ha añadido.

Ver nota completa